Ciudades londinenses del futuro podrían prescindir de autos - Ciencia y Técnica

Ciudades londinenses del futuro podrían prescindir de autos

Con las creativas propuestas de los principales arquitectos de Gran Bretaña, varias ciudades de este país están considerando la posibilidad de restringir en el futuro el acceso de los coches a sus centros urbanos

Autor:

Juventud Rebelde

Una prohibición total de coches será decretada en Londres durante los próximos 20 años, según uno de los principales arquitectos de Gran Bretaña, que insta a que las ciudades sean proyectadas para facilitar la vida de los peatones y los ciclistas.

La predicción de Richard Rogers, quien está detrás de algunos de los diseños más radicales del siglo XX, como el Centro de arte Georges Pompidou, el edificio de la Asamblea Nacional en Cardiff y el edificio de Lloyd en Londres, llega cuando ciudades de todo el país están considerando la posibilidad de restringir el acceso de los coches a sus centros urbanos.

Rogers predijo que los pequeños vehículos eléctricos se convertirán en algo común en todo el Reino Unido y aseguró que el aumento del número de ciclistas resolverá el problema de los atascos de tráfico en la capital inglesa.

«Para el año 2033, mi cien cumpleaños, se implantará la prohibición generalizada de los coches, sobre todo en el centro de la ciudad», asegura Rogers, citado por The Times. «Va a haber un gran cambio en la energía y en los tipos de coches en todo el mundo, con la aparición de carritos eléctricos y dispositivos que se asemejan a Segways» (un vehículo de transporte ligero giroscópico eléctrico de dos ruedas, con balanceo controlado por ordenador), agregó.

Una encuesta pública se llevará a cabo esta semana para peatonalizar parcialmente el barrio de Lanes, en la ciudad de Brighton. Semejantes propuestas de peatonalizar gran parte del centro de Oxford ya fueron rechazadas en 2011 pero han resurgido este mes.

En Londres, el anterior alcalde promovió los planes de peatonalizar la plaza del Parlamento y crear una plaza pública por Ken Livingstone, pero sus planes fueron abandonados por el nuevo alcalde, Boris Johnson, pocos meses después de su elección en 2008.

A mediados de la década de los 80, Rogers expresó su frustración porque los arquitectos de Londres estuvieran «movidos más bien por fuerzas del mercado y no tomen en consideración los intereses del público más amplio».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.