La meteorología mirada en vertical

Una importante colección del patrimonio meteorológico y climatológico cubano es la nueva propuesta de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana

Autor:

Aileen Infante Vigil-Escalera

Un viaje de ida y vuelta al pasado es la propuesta del Museo Observatorio del Colegio de Belén, inaugurado este martes por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH), en el mismo lugar desde donde el padre Benito Viñes Martorell redactara, el 11 de septiembre de 1875, el primer aviso de ciclón tropical documentado en la historia de la Meteorología.

Viñes pasó 23 años de su vida elucubrando sobre las características de los ciclones como fenómenos del trópico, los daños que causaban a la naturaleza y a las personas, y muchas de sus investigaciones tuvieron lugar en este mismo sitio que hoy reabre sus puertas como la casa de las Sociedades Científicas del país, especialmente diseñada para los niños de las escuelas de la ciudad, aseguró el Doctor Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana, quien presidió la actividad junto a Elba Rosa Pérez Montoya, titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Organizada en cinco niveles que la convierten en la única galería vertical de la Isla: recepción, sala-museo, aula-laboratorio, estación meteorológica y observatorio astronómico, la otrora torre astronómica del Real Colegio de Belén propone al visitante un recorrido por la evolución histórica de la meteorología y la climatología en Cuba, y en particular sobre el observatorio meteorológico, geomagnético y astronómico que durante 67 años funcionó en este lugar.

En ese propósito mucho aporta la valiosa colección de piezas de la OHCH, entre las que sobresalen el telescopio refractor con el que los cubanos localizaron por primera vez al cometa Halley, a inicios del siglo XX, y una réplica del Meteorógrafo de Secchi, propiedad del Observatorio de Belén, y del cual solo existe el original en Italia, explicó a JR la licenciada Taymí García Marichal, directora del Museo.

Además, para los interesados en acercarse a este importante patrimonio meteorológico del país, intervenido por la OHCH desde finales de los años 90, la instalación cuenta con un simulador de tornados —único en el país—, una estación meteorológica y un observatorio astronómico, entre otros antiguos y modernos instrumentos de medición que marcaron el camino del Servicio Meteorológico Nacional.

La estación meteorológica, ubicada a 24 metros sobre el nivel del mar, exhibe novedosos y antiguos instrumentos de medición que marcaron el desarrollo de la meteorología cubana. Foto: Abel Rojas Barallobre.

En la cúpula del observatorio astronómico los visitantes pueden apreciar un mapa de las constelaciones que se divisan desde nuestro país. Foto: Abel Rojas Barallobre.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.