La niña de 3 años con un coeficiente intelectual mayor que el de Einstein

Un coeficiente intelectual de 171 no podría calificarse solo por encima de la media, sino más bien, por encima de lo conocido en este tema. Pero Ophelia, una pequeñita de tres años del Reino Unido, posee ese «don» natural

Autor:

Juventud Rebelde

Un coeficiente intelectual de 171 no podría calificarse solo por encima de la media, sino más bien, por encima de lo conocido en este tema. Pero Ophelia, una pequeñita de tres años del Reino Unido, posee ese «don» natural, según un artículo que publica BBC.

El puntaje promedio del coeficiente intelectual (IQ, por sus siglas en inglés) para todas las edades es de 100, con rangos entre los 85 y los 115.

Los que llegan a los 140 puntos en un test de inteligencia pasan directamente a ser considerados superdotados.

Una leyenda urbana asegura que Albert Einstein y Stephen Hawking tenían un IQ de 160, y si bien no hay constancia de que tomara un test de inteligencia, un número considerado para los genios.

Ophelia, por lo pronto, se convirtió en una de las más jóvenes integrantes de Mensa, una asociación internacional de superdotados con sede en Reino Unido.

Los padres de la menor, Nathalie y Ben, que estuvieron en el programa Victoria Derbyshire de la BBC, contaron que se dieron cuenta de las habilidades «diferentes» de su hija a una edad muy temprana.

Cuando tenía dos años, agregó, Ophelia ya se sabía el alfabeto. Para el inicio en la guardería, decidieron llevar a la niña para que la evaluara a Ophelia un psicólogo infantil especializado en niños superdotados.

Fue entonces cuando Ophelia tomó la prueba de Stanford-Binet, que se utiliza para evaluar a los niños a partir de los dos años en áreas como la conciencia espacial y las habilidades verbales y lógicas.

Ophelia obtuvo 171.

Se afirma por los especialistas en estas áreas, sin embargo, que a pesar de que un coeficiente elevado asegura un desempeño descollante en cuanto a cognición, quienes poseen tan altos niveles de capacidad intelectual deben ser tratados por sicólogos y apoyados por sus familias, pues es muy común que el desequilibrio entre inteligencia emocional normal y una superior dote intelectual desencadene problemas sicológicos.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.