Juventud Rebelde

Frente al espejo

Llenar, nunca vaciar

«He leído con atención tu artículo Cultura sin momento fijo (José Luis Estrada Betancourt, 10 de noviembre), y no puedo menos que concordar con tu opinión. Por lo general, en América Latina quienes manejan el tema del turismo son personas que no tienen el menor contacto con la vida cultural del país. Por ello terminan

creando una cultura ficticia, o más bien vaciando la cultura nacional de contenido para hacerla “más digerible” para el turista, cuando en verdad las personas de otras culturas que visitan Cuba, Panamá, Dominicana o Costa Rica, lo que desean conocer son sus riquezas naturales y su gente.

«Yo he visitado Cuba y me siento amante de su cultura y de su Revolución. Estoy muy ligado a una familia cubana y eso me permitió conocer la realidad de la Isla. Creo que solo visitando los barrios, caminando la ciudad, hablando con la gente y enamorándose de ella es que uno puede conocer un país.

«Aquí en Panamá, por ejemplo, nos gastamos casi dos millones de dólares en organizar los carnavales de la ciudad capital, y es triste saber que la mayoría de esos dineros se les paga a artistas extranjeros, muchos de ellos con propuestas musicales carentes de valor artístico. Es ese precisamente el carnaval que promovemos entre los turistas que visitan el país para esa fecha, y no los del interior de la nación, llenos de tradición y folclor.

«Pero lo importante es criticar y señalar lo que se está haciendo mal. Esa es la tarea de los periodistas: estar vigilantes para que los errores se corrijan y que así gane el país». (Hitler Cigarruista)

«Un toque mágico a una triste realidad de hoy ha sido su artículo Veo, veo (Luis Luque Álvarez, 4 de noviembre). Ojalá que contribuya a la toma de conciencia de quienes han perdido el respeto y consideración por los demás». (Yadila Rojas, estudiante de la Universidad de Holguín)

Y dejo para el final una buena noticia. En abril publicamos un reportaje de nuestra colega Milena Recio sobre Martín Alejandro Monti, joven argentino que decidió hacer un viaje en motocicleta por América Latina (América en dos ruedas), como el Che y su amigo Alberto Granados. Martín ya dejó atrás miles de kilómetros desde que el pasado 6 de marzo salió de Rosario, y continúa en la ruta. Su destino sigue siendo Cuba y conocer a Granados. Vean lo que nos cuenta un lector:

«Estimada Milena: soy cubano, vivo y trabajo en Sancti Spíritus, y actualmente estoy en la ciudad de Guayaquil, Ecuador, en una pasantía predoctoral de gestión ambiental.

«Leí en JR su artículo sobre Martín. Mi hija, que es estudiante de Medicina, le escribió un correo electrónico a su página personal y le contó que estoy temporalmente en Ecuador. Me encontré con él el pasado 3 de noviembre, y me habló de sus experiencias, sus planes, del deseo de llegar a Cuba y transmitir sus vivencias, del libro que prepara para publicar, etc.

«Quisiera pedirle que sigan dando publicidad a este viaje. Sus fines son muy nobles, altruistas y de gran contenido social. Martín no cuenta con recursos, pero no se queja de eso... (Jesús Cuéllar)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.