Frente al espejo

Lo que bien se aprende…

«Muy buen artículo (Un zorro chico… pero de fuego, Amaury del Valle, Informática y nuevas tecnologías, 12 de noviembre). Su último párrafo es excelente y hace falta que tomemos mayor conciencia de lo que se dice en él (acerca de emplear más en nuestro país el software libre).

«Internet Explorer (IE) fue comprado y puesto bajo las Licencias de Uso de Microsoft, empresa cuya política es contraria a la que esta “revolución cubanísima”, como la llamara Camilo Cienfuegos, cultiva en nosotros. Microsoft impide que compartas su software. Si te das cuenta que algún producto suyo es bueno, no se lo puedes dar a tu mejor amigo o a tu vecino; se lo tienes que comprar a Microsoft. Si lo das, violas la Licencia de Uso que lleva consigo todo producto de esa compañía. Además, no puedes mejorarlo porque no puedes acceder a su código.

«No creo positivo que Cuba tenga dependencia de software de una compañía. Ganar conciencia sobre este tema es necesario para el futuro». (Michel Vega Fuenzalida)

«Me gustan los temas que abordan en JR y también reflexionar sobre ellos, pues creo que motiva mucho la forma en que ustedes tratan de llegar a la población.

«Estuve leyendo el comentario Representar, más que ostentar (Diego de Jesús Alamino Ortega, 14 de noviembre). Ojalá muchos jóvenes lo leyeran y meditaran sobre este tema, centro de una gran polémica.

«A veces veo estudiantes cometiendo acciones que dejan mucho que desear. Pienso que la formación de un niño o un joven parte de la orientación familiar. Los actos de cada quien van mucho con los conceptos morales, costumbres y educación que aprendemos de los padres y otras personas que nos rodean.

«La primero que se le debe enseñar a un estudiante es el amor a su escuela, a sus profesores y a sus libros. Con ello podrá valorar lo que tiene.

«Hay padres que tratan de dar todo lo material a sus hijos para que no les falte nada, y sin querer le enseñan más el valor por ello que por lo espiritual.

«Un estudiante de Secundaria o nivel medio es un adolescente que aún se está formando, por lo cual se le debe continuar exigiendo en la casa y en la escuela. Así descubrirá su vocación y saldrá adelante con sus conocimientos. Como dice el dicho, “lo que bien se aprende, nunca se olvida”.

«Felicitaciones al autor por contribuir al rescate de valores». (Arianna Labrada García, 22 años)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Bien adentro