La vida es para vivirla

«Triste historia (Sin el primer paso, Ana María Domínguez, 26 de junio) que usted ha sabido exponer muy real y humanamente. El problema del consumo de drogas, a nivel mundial, ya hace tiempo que es una epidemia incontrolable, sobre todo entre los jóvenes, que son los más vulnerables, pues equivocadamente piensan que a través de ellas van a dar un viaje al “paraíso”. Lo real es que se están abriendo una puerta para entrar al infierno en el que convertirán sus vidas.

«El no empezar sería lo ideal, y para que eso se logre hay que hacer mucha campaña sobre lo dañino que resulta para el consumidor, familiares y sociedad en general, que la persona caiga en esa dependencia. Y uniéndome a ese vivir que usted pide, agrego: la vida nos la dan para vivirla, no para matarla. Gracias por el mensaje, que no solamente ha enviado al joven de la historia, sino a todos, para que entiendan el peligro que los acecha». (Modesto Reyes Canto)

«Muy buenas noticias para los cubanos (Ganadería, cambio de señas en los potreros, Marianela Martín González, 26 de junio). A los ganaderos les viene encima un plan gigantesco que requiere un mayúsculo esfuerzo de obreros, técnicos y dirigentes. Es necesario aprovechar a fondo la oportunidad, planificar bien, controlar al centavo el destino y la explotación de las inversiones. El país lo necesita y muchísimo». (Pedro Hernández Soto)

«¿Por qué no dan más detalles de la batalla naval frente a Santiago (Washington vs. Madrid: páginas de la guerra (II), Ciro Bianchi, 26 de junio)? Todavía se conservan fragmentos de aquella batalla en la salida de la bahía y frente a las costas de Daiquirí. El almirante Cervera fue trasladado a un barco estadounidense y, al declararse derrotado, el comandante de este le pidió que no hiciera como tal, pues había combatido con valor. Esta anécdota es de Historias sumergidas, serie transmitida por nuestra televisión hace unos años». (Juan Carlos)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.