El Duende

La tecla del duende

Haití

Como si no bastara el ensañamiento de los explotadores, que la han sumido en una aterradora miseria, la fuerza ciega de la naturaleza ha golpeado brutalmente a Haití. Y aunque aún las cifras de la sangre son inciertas, el desplome lo inunda todo. Vayamos hasta esa hermana tierra libertaria con estas palabras del gran Carpentier. Él descubrió que la maravilla tangible no estaba en ningún afectado rebuscamiento literario, sino en la vida misma de nuestro continente.

...Esto se me hizo particularmente evidente durante mi permanencia en Haití, al hallarme en contacto cotidiano con algo que podríamos llamar lo real maravilloso. Pisaba yo una tierra donde millares de hombres ansiosos de libertad creyeron en los poderes licantrópicos de Mackandal, a punto de que esa fe colectiva produjera un milagro el día de su ejecución. Conocía ya la historia prodigiosa de Bouckman, el iniciado jamaiquino. Había estado en la Ciudadela La Ferrière, obra sin antecedentes arquitectónicos... Había respirado la atmósfera creada por Henri Cristophe, monarca de increíbles empeños, mucho más sorprendente que todos los reyes crueles inventados por los surrealistas... Pero pensaba, además, que esa presencia y vigencia de lo real maravilloso no era privilegio único de Haití, sino patrimonio de la América entera, donde todavía no se ha terminado de establecer, por ejemplo, un recuento de cosmogonías. Lo real maravilloso se encuentra a cada paso en las vidas de hombres que inscribieron fechas en la historia del continente y dejaron apellidos aún llevados: desde los buscadores de la fuente de la eterna juventud, de la áurea ciudad de Manoa, hasta ciertos rebeldes de la primera hora o ciertos héroes modernos de nuestras guerras de independencia de tan mitológica traza como la coronel Juana de Azurduy...

Holguín, Matanzas, Santa Clara

Los holguineros arrancaron el 2010 recordando el primer día de 1959. Los mayores contaron cómo el Triunfo los sorprendió en la calle, porque no había luz ese día. En el sentir de todos, aquella fue una jornada de reconciliación con la conciencia patria, de apertura de mil horizontes. (Reporte de Cary)

Este domingo, a las 10:00 a.m., en el Museo Palacio de Junco, se unirán los duendes de Matanzas para celebrar el primer aniversario de su reencuentro.

Justo una semana después, el 24, dos horas antes del mediodía, en el Palacio de los Matrimonios de Santa Clara, los tecleros compartirán las primeras ocurrencias para estos 12 meses.

Graffiti

Marine: Déjame enmarañarme en la negrura de tu pelo. Yo

Eloy: Llegaste sin permiso y te fuiste sin él; desde entonces no he podido olvidarte. Iraima

Tecl@do

* Yade (contabilidad@polyag.ssp.sld.cu), psicóloga de 24 años, sueña con hacer muchos amigos.

* Liset (liset@s7491.dpgr.bandec.cu), de 21 primaveras, espera letras allá en Bayamo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.