Abrazos sobre la mar - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Abrazos sobre la mar

Más de 150 tecleros festejaron el décimo aniversario de la sección, el sexto de las peñas de JR y el Día del Amor. El sábado 12 en el Instituto Internacional de Periodismo y el domingo 13 en el Multicine Infanta, se buscó «la poesía de querernos». Fernando Martínez envió desde Venezuela estos versos para la cita:

Duende, te pido permiso/ y a los Tecleros también,/ para subir en el tren/ del festejo. De improviso,/ asumo este compromiso/ de cantar dos cumpleaños:/ la Tecla cumple diez años/ y la Tertulia Ocurrente/ hoy festeja exactamente la dicha de los seis años.

Aquella solicitud/ de Polanco para un texto/ a Guillermo, fue pretexto,/ para alumbrar la virtud,/ la Tecla del Juventud/ tan Rebelde y Ocurrente,/ nació de padre excelente/ del periodista mejor,/ de sus lectores, lector,/ palabra igual, diferente.

Pero faltaba la cita/ presencial y una ocurrente,/ sugirió agrupar la gente/ en Tertulia que concita,/ oportunidad bendita:/ doce de febrero el día/ del dos mil cinco, nacía/ de la Tecla el mejor fruto;/ el Hueco del Instituto/ acogió la cofradía.

Y el Guille, con su ocurrencia/ hizo nacer el encuentro,/ la magia que habita dentro/ de los tecleros, su esencia,/ compartida en la vivencia/ de una familia inmediata,/ torrente que se desata/ en lágrimas y sonrisas,/ un sitio donde no hay prisas:/ pausa de vida sensata.

Sin embargo la ironía/ lanza una trampa al camino;/ ilógico desatino/ donde todo es alegría,/ casi en el centro del día/ la muerte lanza su manto,/ y en medio de nuestro espanto/ el Genio emprende su adiós:/ aún se quiebra la voz/ y nos amenaza el llanto.

(...) Pero no existe revés/ pues otros sí continuamos;/ se percibe que triunfamos/ más de tres años después.

Hay una Tertulia viva/ en La Habana, fundadora,/ con la fuerza creadora/ del Duende y su comitiva;/ Walkyria, superactiva,/ Haydée siempre tan precisa,/ Nevalis, Oscar de prisa,/ Betty, Mignelys que cita/ al vecino y nos invita/ a curar con su sonrisa.

Sábado a las dos en punto,/ segundo de cada mes,/ están Rene, Radamés/ y Nancy que vino junto/ a Víctor, con el conjunto/ de su familia teclera;/ llega Nena, zalamera,/ vinieron Gilda y Julián;/ los Cinco Héroes están/ en su voz y acción cimera.

(...) En Santa Clara y Santiago,/ Bayamo, Guaracabulla,/ siempre se genera bulla,/ puede aparecer un trago,/ la ternura causa estrago/ si alguien se muestra reacio;/ Matanzas tiene su espacio/ en el Palacio de Junco/ y si alguna vez fue trunco,/ va renaciendo, despacio.

Del Yumurí llega El Moro/ con su doble militancia/ y Luis Oscar, con prestancia,/ sumando Colón al foro;/ la UCI empina su coro/ con las palabras más bellas;/ en Las Tunas quedan Huellas/ de humedad, pero La Bala,/ busca pólvora y exhala/ besos, con polvo de estrellas.

Cienfuegos forma su «cosa»/ también Florida y Morón,/ por Holguín anda el Cañón/ y Cary, tan cari-ñosa;/ anda Naivi, presurosa/ por las tierras avileñas,/ y las huestes pinareñas/ en la ciudad y San Juan,/ sumando tecleros van/ como el Yayabo en sus Peñas.

Y si no está concebida/ la Tertulia en estos lares,/ sepan que cruzó los mares/ porque la Tecla es mi vida,/ es mi punto de partida/ en los sueños que persigo,/ te puedo decir, mi amigo/ sin fanfarrias ni alharacas:/ la Tecla vive en Caracas,/ porque la traje conmigo.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica