Realizan revelador estudio sobre la Sierra de Cubitas

Recoge 20 años de indagaciones e inventario biológico de campo en una de las formaciones naturales más importantes de la región centroriental de Cuba

Autor:

El raro chipojo ceniciento apareció frecuentemente durante las expediciones de campo, algo inusual para esta especie. CAMAGÜEY.— Un estudio multidisciplinario desarrollado por especialistas de prestigiosas instituciones científicas cubanas y norteamericanas, entre las que se cuentan el Museo Nacional de Historia Natural de Cuba, la División de Biodiversidad y Funcionamiento de Ecosistemas y el Museo de Historia Natural de Chicago (The Field Museum), contiene novedosa información acerca de la Sierra de Cubitas y la sabana adyacente, una de las formaciones naturales más importantes de la región centroriental de Cuba.

La investigación, escrita en dos idiomas (español e inglés), abarca más de 20 años de quehacer científico de especialistas camagüeyanos, y recoge resultados de un reciente inventario biológico de flora y fauna.

El inventario se extendió al área aproximada de mil kilómetros cuadrados que contiene la Reserva Ecológica Limones-Tuabaquey y zonas adyacentes de la Sierra de Cubitas y Sabana de Lesca, con visitas a más de nueve localidades de gran interés para la región.

La amplitud de los aspectos integralmente estudiados: relieve, geología, suelos, clima, fauna, flora, historia indígena y comunidades, propicia un conocimiento sin precedentes de este singular sitio.

La Sierra de Cubitas, poseedora de alta riqueza biológica, conserva en sus montañas diversas especies endémicas de Cuba. Entre los objetivos de la investigación se encuentra proponer acciones efectivas para la conservación de regiones con alta riqueza y singularidad biológica que se encuentran amenazadas por el hombre, por lo que se recomiendan estrategias medioambientales. Adelaida Barreto Valdés, quien atiende la División de Biodiversidad y Funcionamiento de Ecosistemas del Centro de Investigaciones de Medio Ambiente en Camagüey (CIMAC), significó el alto valor agregado de la información y su importancia para la toma de decisiones a diferentes niveles de Gobierno en relación con las políticas conservacionistas. Entre los aportes más relevantes de este informe científico Cuba: Camagüey, Sierra de Cubitas, están los relacionados con la flora, ya que 86 de los 250 taxones (categoría de un sistema formal para la clasificación y estudio de los seres vivientes) de plantas vasculares registrados, no se habían reportado antes para la Sierra; de estos, cerca del 85 por ciento son endémicos de Cuba y ocho están globalmente amenazados.

Se destacan también dos especies de moluscos terrestres: Liguus fasciatus y Steatocoptis bioscai, reportadas por primera vez en la zona, el primer inventario de cucarachas, que arrojó una especie conocida solo hasta el momento en esta provincia, Nesomylacris fratercula, además de especies de anfibios y reptiles como el raro y endémico Chamaeleolis chamaeleonides, comúnmente conocido como chipojo ceniciento.

Sin embargo, la fauna de hormigas resultó escasa en especies, quizá debido a la abundancia de una muy agresiva, la pequeña hormiga de fuego (Wassmannia auropunctata).

No menos importantes son las 74 especies de aves, encabezadas por la bijirita de Swainson, con diversidad significativa de las migratorias norteamericanas, así como 18 especies vivientes de mamíferos nativos, principalmente de murciélagos, siete de estas amenazadas de extinción, y jutías.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.