Funcionan en Cuba consultas especializadas para pacientes de baja visión

Durante el Simposio de Rehabilitación para Personas Ciegas y de Baja Visión trascendió que no asisten a las consultas especializadas existentes todos los pacientes que necesitan de rehabiliación

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA.— La asistencia de pacientes de baja visión a las consultas especializadas resulta insuficiente en el ámbito nacional, a pesar de que ese servicio funciona en todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud.

Lo anterior trascendió en el Simposio de Rehabilitación de Personas Ciegas y de Baja Visión, que son aquellas con dificultades para realizar ciertos trabajos visuales, a pesar de utilizar la corrección convencional de espejuelos o lentes de contacto.

También se precisó que los oftalmólogos y los médicos generales integrales deben remitir, en mayor medida, a los aquejados con esa discapacidad a la consulta especializada.

El procedimiento no se realiza de la manera sistemática que requiere, sin olvidar que muchos tampoco conceden la importancia que merecen las afecciones de la vista.

Consecuentemente, argumentó la doctora Silvia Álvarez, jefa del Programa de Baja Visión en Villa Clara, no siempre asisten a la consulta especializada todos los pacientes que necesitan la rehabilitación.

En ese sentido precisó que alguien que padeció una enfermedad ocular, aunque no se le haya podido curar con tratamiento médico o quirúrgico, puede aumentar su visión con espejuelos, lupas o telescopios.

Con el propósito de sensibilizar a los oftalmólogos y médicos generales integrales de la necesidad de remitir a la atención especializada a aquellos que lo necesitan, se efectuaron talleres en las provincias de Camagüey, Santiago de Cuba, La Habana, Santa Clara, Cienfuegos y Las Tunas.

En el simposio también se constató la buena marcha del programa para los niños proclives a padecer enfermedades oculares, como resultado de haber sido sometidos a incubadoras, por bajo peso al nacer o por el riesgo de padecer afecciones congénitas.

A estos infantes se les somete a una estimulación visual que consiste, entre otros procederes, en utilizar colores primarios y brillantes, juguetes de un tamaño superior al normal, textos con letras de un mayor puntaje y mostrarles el objeto cuando se les habla de él.

Durante el simposio, organizado por la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales, se destacaron los avances en la rehabilitación incluida la movilidad, el uso del bastón, la escritura braille y la terapia ocupacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.