Medio centenar de títulos presentará la Editora Abril a Feria del Libro

Se distinguirán por su calidad y buena factura. Ahí estarán personajes como el capitán Plin, Tito, el gatico Vinagrito, el cangrejo Alejo y los vampiros de Padrón y Elpidio Valdés

Autor:

Juventud Rebelde

Con la alegría que se siente cuando se obra bien y la certeza de que cada vez son más las personas que buscan enriquecer el espíritu a través de la lectura, la Casa Editora Abril se apresta a llevar sus novedades a la venidera Feria del Libro. Y lo hace con las manos llenas de casi medio centenar de títulos que se distinguen por su calidad y buena factura.

Una vez que esa Editorial entre a la Cabaña el próximo 8 de febrero, los jardines y galerías de esa fortaleza habanera se colmarán de personajes como el capitán Plin, Tito, el gatico Vinagrito, el cangrejo Alejo, los vampiros de Padrón y Elpidio Valdés. Estará también el ilustrado Diablo que según afirman andará acompañado de sus Confesiones.

Mientras, los asistentes a este acontecimiento cultural tendrán la oportunidad de celebrar, junto a Abril, El cumpleaños de la Isla del Coco y los 60 de Jorge Oliver, el creador del capitán Plin y sus amigos (historietas nacidas hace 25 años en las páginas de Zunzún). Cuentos nuevos y viejos, páginas para colorear, canciones y muchos sueños serán algunos de los regalos para los isleños del mundo y, en especial, para los que decidan sumarse a esta aventura de cocoriocos.

Abril lleva a la Feria títulos como Para cantar y colorear, ideado a partir de los dibujos animados del ICAIC, con la intención de que los niños y niñas coloreen y se aprendan los textos de las canciones infantiles; Los dragones y el ocaso, de Ramón Luis Pérez e ilustraciones de Zaida del Río; y Buenos días Chamaquili, de Alexis Díaz Pimienta, quien en el 2006 nos deleitó con Chamaquili, Chamaquili. Para los más pequeños de la familia llegará igualmente la cuarta entrega de la colección Patriotas cubanos y un precioso cancionero ilustrado, que contiene las conocidas canciones Vinagrito, de Teresita Fernández y El Cangrejo Alejo, de Ada Elba Pérez.

En literatura para niños y jóvenes, contaremos además con Vampiros en La Habana, de Juan Padrón. Este año su autor nos lo ha regalado como novela (estamos acostumbrados a recibir Vampiros..., como dibujo animado, en filmes).

Y para los que no se cansan de «caerle atrás al Diablo» una buena noticia: «A las siete de la noche del 14 de febrero, en la Plaza de San Francisco de Asís, se presentarán las Confesiones, de El Diablo Ilustrado, y una reimpresión de El Diablo Ilustrado, con un concierto por el día de los enamorados», aseguró Diana Lío Busquet, subdirectora de la editorial de la juventud cubana.

Ese día se venderán dos mil ejemplares de El Diablo..., e igual cifra de Confesiones, que es un libro un poco más testimonial sobre la realidad en que viven los jóvenes, agregó.

ABRIL SUGIERE...

Tatanene cimarrón, de Teresa Cárdenas; Pepe Antonio y la primera carga al machete, de María Luisa García e ilustraciones de Luis Bestard; Tardos soles que miro, de Alpidio Alonso; y La Argentina en José Martí, de Raúl Rodríguez La O.

Yo soy Tito, historietas de Maikel García; Plazas coloniales. Para colorear, de José Ramón Lozado y María Luisa García, y Bajo el sol de la Argentina, destacan del mismo modo entre las propuestas para niños y jóvenes. Este último título pertenece a la colección de monografías de Abril y será muy útil, no solo para los infantes sino también para maestros y estudiosos de la geografía y la historia.

«Llevaremos los premios Calendario. Y en literatura general, una nueva edición de El socialismo y el hombre en Cuba, así como dos libros que fueron presentados durante el congreso de la FEU y que serán de mucha utilidad para el público en general: Papeles del Presidente, de Hilda Berdayes, y El hombre en la cornisa, de Hilario Rosette y Julio César Guanche. El primero recoge documentos y fotos relacionados con José Antonio Echeverría, y el segundo, entrevistas a personalidades de la política y la cultura cubanas, publicadas en la revista Alma Mater», expresó la subdirectora de Abril.

La novela Hotel Tampa Bay, del conocido investigador Eliades Acosta, director de la Biblioteca Nacional, y Penicilina para bailar el son, del periodista de Juventud Rebelde Luis Hernández Serrano, son otras de las novedades que atraerán sin dudas la atención del público.

Acosta se apoya esta vez en la ficción para abordar un tema de carácter histórico, relacionado con las gestas independentistas y la emigración cubana en el exterior, adelantó Rafaela Valerino, jefa del departamento del libro de esta Casa editora. Y nuestro colega Luis Hernández Serrano, ofrece una compilación de artículos curiosos.

MÁS ALLÁ DE LA LECTURA

Cubrir todos los gustos y satisfacer las demandas del público ha sido para Abril uno de sus grandes retos. Un equipo de editores, realizadores, ilustradores, diseñadores y correctores, que no sobrepasa la cifra de 25 personas, asume el nacimiento de cada una de sus creaciones para la Feria, al tiempo que ejecutan otro grupo de tareas relacionadas con la Batalla de Ideas.

La originalidad, buen gusto y rigor caracterizan a esta Editorial que cuenta con 25 años de vida y un sinnúmero de libros que, según estudios realizados por el ICL, se encuentran en la preferencia de los lectores.

«Es un trabajo continuo. Todavía no ha comenzado la Feria y ya estamos trabajando en las propuestas del 2008. Los autores vienen a vernos para que publiquemos sus libros porque nos hemos ganado ese reconocimiento. Y, aunque a veces tenemos que dedicar madrugadas y fines de semanas a títulos que deben salir rápidamente, el resultado final es gratificante.

«Algunos de los materiales que hicimos con muchísimo tiempo y amor no podrán estar por ahora en las calles. Pero ya los tenemos adelantados. Por ejemplo, Cuerpos que yacen dormidos, del investigador Luis Figueredo (recoge toda la obra de los hermanos Saíz) y Prometeo redentor, de Eliades Acosta, quien ha preparado una trilogía que comenzó con El apocalipsis según San George», enfatizó Valerino.

Más allá de la lectura, cada tarde de los diez días que durará la Feria capitalina, en el stand de Abril se escucharán poemas y canciones, como parte de esta gran fiesta que la Casa dedica al aniversario 45 de la UJC.

«Vamos a compartir ese espacio con la AHS y el periódico Juventud Rebelde (ambos han hecho mucho por la lectura y la literatura dentro de la Unión de Jóvenes Comunistas). En esta ocasión, queremos homenajear también a Juan Padrón que, al igual que Oliver, llega a su sexta década de vida y tiene muchos personajes nacidos de las páginas de nuestras publicaciones periódicas, como Elpidio Valdés, por ejemplo», concluyó Diana.

Además de las presentaciones habituales en salas, han previsto otras en el stand de Abril, así como el intercambio con los lectores que son en definitiva la razón de ser de las editoriales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.