Homenaje a Raúl Roa en graduación de agregados diplomáticos

   Foto: Franklin Reyes Constituyen Comisión Nacional por el Centenario del Canciller de la Dignidad. La actividad, realizada en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, fue la primera de las que se efectuarán durante el centenario del memorable diplomático

Autor:

El título de «Canciller de la Dignidad» no fue de los que constan en un certificado. Se lo dieron a Raúl Roa los millones de cubanos que en él veían el espíritu de rebeldía y la dignidad de la nación.

Así expresó el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón, en el acto de graduación «Centenario de Roa» del VII Curso de Agregados Diplomáticos del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI), que ostenta el nombre del insigne intelectual.

La actividad, realizada en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, fue la primera de las que se efectuarán durante el centenario del memorable diplomático, y en ella se presentó la Comisión Nacional constituida al efecto, que estará integrada por el Comité Central del Partido, la Asamblea Nacional del Poder Popular, los ministerios de Relaciones Exteriores, Educación Superior y Cultura, la Oficina del Programa Martiano, la Unión de Periodistas de Cuba y otras prestigiosas instituciones nacionales.

Al frente del mencionado grupo de trabajo fue designado Ricardo Alarcón, quien se contó entre sus alumnos, y afirmó que nadie debe esperar «ni vacuas solemnidades ni obsoletos rituales, cosas que no amaba Roa».

Será esta, anunció, una conmemoración viva, integrada en la Batalla de Ideas que libra nuestro pueblo, porque él nunca supo vivir sin batallar. La revolución aquella (la del 30) se fue a bolina, pero Roa nunca fue derrotado, aseguró.

Paradigma del intelectual revolucionario, que no solo teorizaba sobre la Revolución, sino que la practicaba, Roa sigue vigente hoy que la dignidad se pone de moda en América Latina, como la línea de millones en el continente, donde avanza la lucha por la integración, aseguró el jefe del Parlamento cubano.

Previamente, tras la entrega de los diplomas a los diez nuevos egresados del ISRI, una de ellos, Ivette López, aseguró haber tenido «el especial privilegio de estudiar en la escuela que lleva el nombre de nuestro Canciller de la Dignidad, y hacerlo en el centenario de su natalicio, lo que representa un motivo de orgullo y compromiso para cada uno de nosotros».

De igual modo, destacó la satisfacción de los graduados por ser el ISRI «la escuela de dos de los cinco hermanos presos en EE.UU. (Gerardo y Fernando), quienes con tanta dignidad y firmeza han defendido la Revolución».

El 18 de abril se conmemora el centenario del natalicio del Canciller de la Dignidad. Según informó Isabel Allende, rectora del ISRI, la Comisión Nacional tendrá como principales objetivos la promoción del conocimiento, la vida y la obra del prestigioso diplomático.

En el acto de ayer estuvieron presentes Felipe Pérez Roque, titular de Relaciones Exteriores; Armando Hart, presidente de la Oficina del Programa Martiano, y Rubén Sardoya, rector de la Universidad de La Habana, entre otras personalidades.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.