Padece un tercio de las féminas disminución del deseo sexual

Autor:

Mayte María Jiménez

Alrededor del 33 por ciento de las féminas entre 18 y 59 años de edad padecen actualmente de disminución del deseo o disfunción sexual, trastorno que puede ser psicológico, hormonal o una combinación de ambos.

Desde hace 70 años se han recetado tratamientos androgénicos para la disfunción sexual femenina. El uso de la testosterona, tanto oral como transdérmica, suministrada en bajas dosis cobra protagonismo en los tratamientos actuales, en especial en los casos de alteraciones hormonales y la menopausia.

Según los especialistas, la disfunción sexual femenina puede manifestarse en cuatro formas: falta de deseo, problemas de orgasmo, trastorno de la excitación —que suele superponerse y confundirse con los dos anteriores—, y trastornos por dolor.

La primera, también llamada «trastorno del deseo sexual hipoactivo», es la más frecuente y la que más angustia causa a las pacientes.

Otro factor predisponente es el tabaquismo que, según estudios recientes, puede provocar sequedad vaginal y atrofia genital en las mujeres. Además existen sospechas de que este vicio puede acelerar la menopausia y provocar una disminución de los estrógenos.

Igual que suele suceder con la disfunción eréctil y otros problemas sexuales masculinos, la falta de deseo lleva muchas veces a evitar el sexo, y puede favorecer «actitudes negativas» que afectan las relaciones de pareja.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.