Cuba trabaja en el perfeccionamiento de las sanciones contra la corrupción

La reaparición de casos de corrupción en la Isla se localiza principalmente en el sector empresarial y en el nivel de dirección intermedia estatal, afirmó el vicefiscal general de la República

Autor:

Juventud Rebelde

Cuba trabaja en el perfeccionamiento de más de 30 figuras delictivas previstas en el Código Penal para incrementar las sanciones a los principales responsables de hechos de corrupción y en la aplicación de procesos confiscatorios contra quienes se enriquecen ilícitamente.

Lo anterior se conoció en el IV Encuentro Internacional sobre Sociedad y sus Retos frente a la Corrupción, que desde el siete y hasta el nueve del presente mes sesiona en el capitalino Palacio de Convenciones, donde 400 delegados, en representación de 30 países, exponen iniciativas contra la corrupción.

Además de las medidas coercitivas, el país brinda un carácter prioritario y diferenciado al tratamiento de la corrupción y adoptó varias medidas en este sentido, según informó el vicefiscal general de la República Carlos Raúl Concepción Rangel, en las palabras de apertura del evento.

La firma del Código de Ética por dirigentes y funcionarios públicos en un llamado a su vergüenza y honor, la puesta en funcionamiento del Decreto-Ley 256, el cual incrementa la severidad ante los casos de indisciplina, hechos delictivos o manifestaciones de corrupción, así como el perfeccionamiento de la Comisión Gubernamental de Control, y de la labor del Ministerio de Auditoria y Control, son algunas de las iniciativas implementadas.

En Cuba la reaparición de casos de corrupción, luego de cuatro décadas de Revolución sin que prácticamente ocurrieran manifestaciones de este tipo, se localiza principalmente en el sector empresarial y en el nivel de dirección intermedia estatal, y se caracteriza hasta ahora por la inexistencia de organización delictiva, afirmó Carlos Raúl Concepción.

El Vicefiscal explicó que la principal causa de la aparición de esos hechos fue que el sistema económico de relaciones monetario-mercantiles y sociales, así como el ordenamiento jurídico y los mecanismo de control estatal, no estaban preparados para enfrentar las consecuencias de las aperturas económicas que el país se vio forzado a hacer en la pasada década, ante la caída de más de 80 por ciento de su mercado externo.

La corrupción es un fenómeno que, según los países del Primer Mundo, se manifiesta más en naciones subdesarrolladas. Sin embargo, la realidad demuestra que son las principales potencias económicas quienes fomentan y crean las condiciones para su ocurrencia, dijo en el encuentro Osvaldo Martínez, director de Centro de Estudios de la Economía Mundial.

«Se estima que alrededor de 100 000 millones de dólares gastan anualmente las transnacionales para comprar contratos, amigos e influencias. En 1999 el Departamento de Comercio de Estados Unidos reconoció que en los cinco años anteriores se firmaron 214 contratos comerciales en los que se sobornó a algunas de las partes. Esas transacciones sumaron alrededor de 145 000 millones de dólares», dijo Osvaldo Martínez.

En el cónclave, el ingeniero ecuatoriano José Luis Cortázar, secretario general Anticorrupción, dijo que Cuba es un ejemplo para el mundo en la lucha contra la corrupción y que en su país, con el nuevo gobierno de Rafael Correa, se implementan iniciativas para erradicar ese flagelo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.