Hay que pasar a la acción para evitar el éxodo de maestros en Ciego de Ávila - Cuba

Hay que pasar a la acción para evitar el éxodo de maestros en Ciego de Ávila

Esa conclusión salió de los debates de la Asamblea Provincial de Balance de la Unión de Jóvenes Comunistas de la provincia avileña

Autor:

Juventud Rebelde

No basta con formar nuevos maestros, es esencial evitar su éxodo. Foto: Calixto N. Llanes Vila CIEGO DE ÁVILA.— Ricardo Arjona es un visionario. El cantante guatemalteco tiene una canción (Jesús verbo, no sustantivo) que es un canto a la acción y un repudio a la retórica. Su letra volvía a la memoria cuando en la asamblea de balance de la Juventud en Ciego de Ávila se debatía el éxodo de maestros, porque el debate dejó claro que el tratamiento del tema debe pasar de la teoría a las acciones, pero que tengan por centro el reconocimiento social del magisterio. En otras palabras, siguiendo el sentido poético de la canción de Arjona: llegó el momento de ser verbo y no sustantivo.

Contrario a los cónclaves municipales, que contaron con varios puntos en sus plenarios, la asamblea provincial de la UJC tuvo uno solo: la responsabilidad de la organización en la eliminación de este éxodo, que ha adquirido tonos preocupantes.

«Estamos ante un problema social, al que no le dimos el seguimiento necesario, y tenemos que convertirlo en uno de los centros del trabajo de la juventud», reconoció Yamila Cruz Padrón, reelecta en el cargo de primera secretaria del Comité Provincial de la UJC.

De acuerdo con datos de la Dirección de Educación en el territorio, en los últimos cuatro cursos el 19,48 por ciento de los 1 621 maestros activos de la provincia abandonó el sector, y una parte sensible de esa deserción estuvo protagonizada por jóvenes.

Y es que, entre otros elementos, el conflicto no será resuelto si no existe una verdadera formación vocacional; si los comités de base de la Juventud y las organizaciones políticas y de masas no se integran en el reconocimiento a los profesores, y tampoco si no son modificados los criterios de funcionamiento de los comités de base de la UJC.

«Los comités de base son los primeros que tienen que estimular a los maestros», señaló Carlos Mario Fajardo, profesor general integral de la ESBU Carlos Rodríguez Careaga, del municipio de Ciro Redondo.

«Pero eso no podemos hacerlo —acotó— si seguimos siendo organizaciones de base de reuniones ordinarias. Nos ha faltado el trabajo con los compañeros. A veces le señalan algo a un joven o lo ponen contra la pared; entonces él se molesta y dice: “Me voy”, y no somos capaces de conversar con él».

De acuerdo con los planteamientos de la asamblea, en el tema del éxodo han pesado las dificultades en la captación. Por un lado, alumnos con pobre rendimiento académico y, por otro, a las especialidades del magisterio han accedido jóvenes que ubican al Pedagógico en las últimas opciones.

Por eso ciertas iniciativas, que en un pasado dieron frutos alentadores, deben ser rescatadas. Varios delegados mencionaron los grupos pedagógicos, el trabajo con los monitores y los círculos de interés, los cuales gozan de buena salud en el papel, pero muy precaria en la realidad.

También están las cuestiones del detalle. Y el ejemplo lo puso la profesora Bárbara Curbelo, del municipio de Florencia. Ella mencionó cómo al inicio de curso, la UJC guió a los pioneros para que prepararan una postal hecha a mano para su maestro. Al día siguiente cada alumno le llevó el presente junto con una flor a su profesor.

«No hizo falta que llegara la jornada del educador ni que nos dieran la indicación. Fue una iniciativa nuestra, que debemos extenderla también y más a menudo a maestros, que todavía están en activo pero cercanos a la jubilación y no los reconocemos de la manera debida», dijo.

Hailor Parra Almeida, presidente de la FEU provincial, apuntó que ha faltado unidad entre todos los factores implicados en el problema.

«Este es un conflicto que rebasa a la UJC», acotó. «Existe el consenso de que hay que resolver el éxodo, pero ha faltado el cómo enfrentarlo. Y hay temas que hay que mirarlos a fondo: la mala atención al maestro, el mal funcionamiento de las instituciones... Por eso tenemos que unirnos todos para hacer acciones concretas y dejarnos de tantos planes de prevención».

Jorge Luis Tapia Fonseca, primer secretario del Comité Provincial del Partido, señaló que en el tema del éxodo no se ha hecho lo correcto por parte de los organismos y los cuadros y que, efectivamente, ha faltado unidad de acción.

«Con la teoría no vamos a resolver el problema», advirtió. «Hace falta que los cuadros vayan a la base, dormir en un preuniversitario, convivir con los muchachos, dar ejemplo y no sermones. A partir de esta asamblea, el Partido en Ciego de Ávila exigirá por acciones concretas. Antes se le preguntaba a la gente qué tú piensas, qué tú crees. Ahora vamos a preguntar qué hiciste. Porque el tiempo de las palabras ya pasó».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.