Amplia participación en cursos de superación de las Brigadas Estudiantiles de Trabajo

Las BET ascienden a una etapa superior de desarrollo, al sumar la superación a las tradicionales labores productivas del verano

Autor:

Randol Peresalas

Los cursos se han generalizado y brindan conocimientos disímiles, que van desde el empleo de las nuevas tecnologías hasta aspectos de las relaciones internacionales. Sin tiempo que perder, las Brigadas Estudiantiles de Trabajo (BET) se han propuesto este verano escalar a una etapa superior de desarrollo. A las tradicionales labores productivas, y su noble carácter formativo, se suman ahora los cursos de superación que ya vienen funcionando con éxito desde principios de mes.

En el laboratorio de computación del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, Lázaro Espinosa Rodríguez, de 20 años, imparte clases a un heterogéneo grupo de alumnos que lo siguen con interés. Graduado recientemente de esa especialidad, se le ve afanoso y comprometido con su tarea. «Es una opción muy buena para los trabajadores de aquí. Hay algunos que nunca habían tocado un ordenador y sin embargo en estos momentos son capaces de operar una máquina con una seguridad increíble», afirma.

Así sucede con Clara Esther Roca Castaño, una de las trabajadoras encargadas de los ascensores, cuya edad no constituyó impedimento para asimilar las nuevas tecnologías:

«Confieso que al principio me impresioné, porque era algo que no conocía, pero con el apoyo de los profesores fui dejando la pena, empecé a preguntarlo todo y cuando vine a ver ya estaba sola frente a una computadora».

En otro de los salones del edificio, Ibisamy Rodríguez, miembro del Secretariado Nacional de la FEEM, permanece atenta a las conferencias que allí se imparten sobre la crisis económica internacional. En su opinión, es de gran provecho no solo para la labor cotidiana de los cuadros frente a las organizaciones políticas que atienden, sino también para todos los integrantes de la sociedad. «Como parte de este impulso a las BET, las nuevas generaciones se verán beneficiadas, porque es importante para todos los jóvenes conocer qué está pasando en el mundo y por qué hemos llegado a este punto de crisis; es fundamental que conozcan, que analicen la dinámica de hoy para así poder aclarar todo tipo de especulaciones que surgen a nuestro alrededor», apunta.

Delia Granados Luque, profesora de la Cátedra de Economía de la Escuela Ñico López, y encargada del curso, reafirma lo anterior: «En la medida en que estás más instruido, eres más libre; mientras más conoces, más puedes transformar y crear. El objetivo es dar a los interesados un sistema de análisis, de interrelación con la realidad; lo ideal es que puedan ejercitar y fortalecer más las herramientas que poseen».

De concepto revolucionario califica Roilán Rodríguez Barbán, miembro del Buró Nacional de la UJC, esta iniciativa: «Unido al frente de la superación está el del impacto social; de la utilización de todo ese potencial humano que tenemos en las universidades cubanas en función de las comunidades y de la vida socioeconómica del país. «Ejemplo concreto es que ya existen más de 1 200 estudiantes de Derecho, aglutinados en el contingente Julio Antonio Mella, vinculados a 1 040 entidades del sector agrario para realizar una especie de asesoramiento y puntualizar cómo anda el cumplimiento de las normas jurídicas».

Los cursos de superación son uno de los proyectos más novedosos impulsados por las BET este verano. A través del trabajo y de la adquisición sistemática de conocimientos, miles de jóvenes enfrentarán los meses de estudio con mayor preparación en todos los órdenes de la vida. Este es un verano para crecer; eso ya es un hecho.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.