Cuba reporta incremento del cáncer de mama

Más de 2 200 nuevos casos se diagnostican en las edades más avanzadas, de 50 a 64 años, que son las de mayor riesgo

Autor:

Juventud Rebelde

Cada año se diagnostican en Cuba más de 2 200 nuevos casos de cáncer de mama y las edades más avanzadas, de 50 a 64 años, son las de mayor riesgo, mientras que solo el uno por ciento de los que padecen esta afección corresponde al sexo masculino.

Lo anterior fue anunciado en el recién finalizado Taller Provincial de Afecciones de Mama de Ciudad de La Habana por la doctora María Caridad Rubio Hernández, jefa del servicio de Mastología del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) y presidenta del Programa Nacional de esta enfermedad en el MINSAP.

La especialista aseguró que el cáncer de mama es la segunda causa de muerte, después del cáncer del pulmón, ocupa el primer lugar en incidencia y el segundo en mortalidad de los que afectan a la mujer cubana; no obstante, es controlable y curable si se detecta a tiempo.

En Ciudad de La Habana —una de las seis provincias con más casos— se ha iniciado un pesquisaje que se extenderá de los municipios de mayor incidencia, al resto de los territorios. Villa Clara, Santiago de Cuba, Holguín, Guantánamo y Camagüey son las otras provincias más afectadas.

«A través del reporte al Registro Nacional de Cáncer se ha logrado identificar cuáles son las regiones con mayor morbi-mortalidad, a los efectos de priorizar el equipamiento necesario para el diagnóstico temprano y el correspondiente tratamiento», explicó la especialista.

La mujer adulta debe hacerse un autoexamen de sus mamas mensualmente, pero la realización de la mamografía en un centro de salud es capaz de diagnosticar lesiones aún no palpables ni por ella misma, ni por el médico, lo que disminuirá los altos índices de mortalidad.

Los orígenes o causas del mal son multifactoriales. La vida sedentaria y la gordura, la ingestión de alcohol y el consumo excesivo de grasa son los factores de riesgo «modificables» a través de acciones de educación y promoción de salud que contribuyen a cambiar el estilo de vida.

«El sobrepeso y la obesidad mantienen elevados niveles de grasa en el organismo, los cuales determinan un aumento de hormonas circulantes en sangre que puede favorecer la formación de los tumores benignos o malignos, explicó la doctora.

«El arsenal terapéutico de Cuba hoy es comparable al de países desarrollados, pero el mayor énfasis debe ser preventivo, educativo y de divulgación para el control del riesgo, sabiendo que a más temprano diagnóstico, más posibilidades hay de evitar males mayores», puntualizó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.