Preservan área protegida Laguna de Guanaroca - Cuba

Preservan área protegida Laguna de Guanaroca

Múltiples proyectos para garantizar la salud de sus principales ecosistemas se fomentan o implementarán en este espacio lacustre de la región central cubana

Autor:

Julio Martínez Molina

El tocororo, ave nacional, se encuentra en el reservorio de Guanaroca. CIENFUEGOS.— Varios proyectos encaminados a garantizar la salud de sus principales ecosistemas se fomentan o implementarán en el área protegida Laguna de Guanaroca, refugio de fauna silvestre utilizado por diferentes especies para su alimentación, estancia y reproducción.

Como parte de la estrategia de protección se desarrolla un programa de educación ambiental con incidencia en tres consejos populares ubicados dentro o en las cercanías del sitio, a pocos kilómetros de la ciudad cabecera.

El proyecto contempla círculos de interés en varios centros docentes, donde no solo se le explica al alumnado la importancia de la preservación del área, sino sus características generales, flora y fauna.

En Laguna de Guanaroca existen alrededor de 170 variedades de aves; de estas ocho endémicas a las que se agregan otras siete subespecies de igual clase. Entre las endémicas resaltan la cartacuba, el tomeguín del pinar y el tocororo, nuestra ave nacional.

También hay allí una colonia de flamencos sombrilla; y habitan el totí, el sijú platanero, el carpintero churroso y la cayama. De esta última los especialistas solo han avistado cinco ejemplares. En la actualidad, peligra la permanencia de algunas especies aquí.

Pedro del Soto Yauner, médico veterinario y especialista del área, dijo a la prensa que investigaciones realizadas junto al Centro de Estudios Ambientales del CITMA concluyeron que es necesario emprender una serie de manejos, principalmente en la desobstrucción de canales.

Ello posibilitará disminuir los altos niveles de salinidad reportados, enfatizó. También resulta básico compatibilizar los intereses de los usuarios que interactúan en esta cuenca hidrográfica.

Además es menester iniciar labores inmediatas de reforestación y procurar una disminución en los contaminantes que son vertidos aguas arriba en los ríos Caunao y Arimao, los cuales han afectado la laguna en su sedimentación, que crece un centímetro al año.

Procedimientos batimétricos ejecutados con la Empresa GeoCuba revelaron que el espacio lacustre perdió profundidad. Años atrás tenía hasta 2,50 metros en algunos sitios; hoy solo llega hasta 50 centímetros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.