Revertir el envejecimiento paulatino del capital humano en centros laborales

Para transformar esta tendencia, la empresa geólogo-minera Minas de Matahambre en Pinar del Río tiene tres aulas de capacitación con el propósito de desarrollar diversos empleos. Esa entidad también fortalece el vínculo con la Universidad Hermanos Saíz

Autor:

Zenia Regalado

MINAS DE MATAHAMBRE, Pinar del Río.— En el lugar donde estén, los nacidos en Minas de Matahambre recurren a dos símbolos para unir en ellos los pasos de sus días: el yacimiento ya cerrado, y el olor de los pinos.

Ese es el caso de Yoraima Delgado González, especialista en Seguridad y Salud en la empresa geólogo-minera Minas de Matahambre, un centro en el que a cada paso aparece la imagen del Che y su andar por el territorio, no como memoria petrificada en el tiempo, sino como impulso para desandar nuevos senderos.

En la empresa la entrega al trabajo y la tenacidad marcan el rumbo, y Yoraima y otros jóvenes como ella están dispuestos a transformar lo que no anda bien: el envejecimiento paulatino del capital humano de este centro; de los 1 428 trabajadores, solamente son jóvenes el 21 por ciento.

Yoraima, secretaria además de uno de los comités de base de la UJC allí, explicó que, para revertir esta tendencia, la entidad tiene tres aulas de capacitación con el propósito de desarrollar diversos empleos.

Yaritza López Cabrera, de 24 años, facturadora comercial de Producciones Industriales de la empresa, ha sido una de las jóvenes beneficiadas. Agradece su actual trabajo a uno de los cursos que se habilitaron, lo cual le llegó en un momento decisivo, pues está casada y tiene un hijo de seis años.

Justo Hernández Pérez, director general de esta entidad que tiene siete unidades básicas empresariales, refiere que el trabajo con vistas a la formación del capital humano incluye además el vínculo con la Universidad Hermanos Saíz, a la cual se le presentó la demanda futura del desarrollo minero en el noroeste de Pinar del Río para los próximos diez años, lo que requerirá graduados en Geología, Geofísica y  Minería.

El centro tiene solo 18 jóvenes menores de 30 años entre sus técnicos de nivel superior, situación que en un futuro deberá transformarse, en lo que sin dudas influirá el trabajo que se realiza en los siete consejos populares del municipio en el que se inserta la empresa.

Yoraima Delgado y el resto de los jóvenes de su comité de base saben que la captación para oficios necesarios en la entidad es una de las prioridades de su agenda.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.