Lluvias no favorecen al tercer manto subterráneo de Cuba

El ingeniero Fernando Fernández Burgos informó que las últimas precipitaciones no superan los promedios históricos de la provincia, lo cual acentúa el comportamiento seco registrado desde mediados de 2009

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— Las últimas lluvias en este territorio aún no favorecen la recuperación del manto freático de Ciego de Ávila, considerado el tercero más grande del país después de los de Matanzas y La Habana.

El ingeniero Fernando Fernández Burgos, especialista principal en la delegación provincial de Recursos Hidráulicos, informó que las últimas precipitaciones no superan los promedios históricos, lo cual acentúa el comportamiento seco registrado desde mediados de 2009.

De acuerdo con los registros en la provincia avileña, mayo posee una media de 165 milímetros y sin embargo los pluviómetros marcaron 75,2 milímetros, tendencia que puede revertirse en junio, aunque todavía sin la abundancia para superar el deterioro de las fuentes de abasto.

El manto freático de Ciego de Ávila posee una capacidad para almacenar 960 millones de metros cúbicos en sus 15 sectores. Sin embargo, el subsuelo avileño acopia hoy un 47 por ciento de su capacidad, equivalente a 413,2 millones de metros cúbicos.

A la situación del manto se le añade el comportamiento de las presas y los embalses naturales del territorio, los cuales hoy se acercan a los 160 millones, cuando sus niveles de almacenamiento son de 359 millones de metros cúbicos.

Ante esta situación de sequía, considerada por sus proporciones la tercera más grande padecida por la provincia en 20 años, se redujeron los horarios de bombeo, se controla el riego en las grandes entidades consumidoras de la Agricultura y el MINAZ y se incrementó el estricto monitoreo de los pozos en el sector 5, el más afectado y donde se asientan importantes núcleos económicos y poblacionales de los municipios de Ciro Redondo y de Ciego de Ávila.

Especialistas del Centro Provincial de Pronósticos estiman que la tendencia en junio apunta a un incremento de la lluvia ante la desaparición de El Niño, evento que ocurre en el Océano Pacífico e inhibe la ocurrencia de precipitaciones en esta zona del mar Caribe.

Los másteres Oscar Benedico Rodríguez y Armando Mursulí Hernández, director y especialista del centro, respectivamente, expresaron que en estos momentos se observan condiciones para la formación de lluvia y el arranque de un período húmedo, el cual pudiera tener un comportamiento cercano a la media histórica de junio, registrada en 191,2 milímetros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.