Lanza tu cohete de paz

Niños y jóvenes cubanos harán sus artefactos para realizar un lanzamiento por la paz mundial, convocados por el Museo Nacional de Historia Natural y la Academia de Ciencias de Cuba. JR ofrece una guía para construir este cohete de agua

Autor:

Mayte María Jiménez

¿Un cohete de paz? La idea enseguida llamó la atención cuando, desde el Museo Nacional de Historia Natural, comentaron esta iniciativa, que se suma a las actividades por la celebración del aniversario 30 del inicio del Vuelo conjunto soviético-cubano, el 18 de septiembre de 1980.

Esta vez la idea consiste en que los niños, símbolo genuino de la pureza y la esperanza, lancen unos 30 cohetes por la paz, no solo como homenaje a tan importante acontecimiento, sino también como muestra de que la fuerza y la inteligencia humanas pueden hacer más por construir, que por acabar el mundo.

Se espera realizar este lanzamiento colectivo de 30 cohetes de agua el día 10 de octubre, en el capitalino Parque Lenin, como homenaje al momento en el que, en el año 1967, se puso en vigor el tratado internacional por la utilización de la Luna y otros cuerpos celestes del espacio con fines pacíficos.

De conjunto con la Academia de Ciencias de Cuba y otras instituciones del país, el Museo convoca a los niños, jóvenes y adultos a hacer sus propios cohetes, los cuales han sido recibidos desde el pasado 19 de septiembre en la propia institución, para luego ser expuestos hasta el 9 de octubre, cuando serán premiados los que se seleccionen en las categorías de mejor diseño, mejor vuelo y mayor popularidad, entre otras categorías.

El programa busca activar la conciencia ciudadana, en especial la de los niños, mostrándoles la posibilidad de contribuir con sus modestos esfuerzos a la causa por la paz.

Además es una manera creativa de incentivar el reciclaje de materiales que, de otra manera, son contaminantes del medio ambiente, así como de socializar conocimientos que acercan a las más jóvenes generaciones a las ciencias físicas y naturales, así como a la experimentación.

Desde hace años, en Cuba existe un programa nacional de actividades por el aniversario del vuelo conjunto del cosmonauta cubano Arnaldo Tamayo con el equipo soviético.

También se celebra la Semana Mundial del Espacio, que tiene lugar entre el 4 de octubre —cuando, en 1957, se lanzó el primer artefacto al espacio, el primer Sputnik—, y el 10 de octubre —de 1967, cuando se firmó aquel primer tratado para el uso pacífico del espacio.

Durante estos días se realizarán charlas sobre la historia de la Cosmonáutica, el uso pacífico del espacio exterior, los principios de la cohetería y, por supuesto, demostraciones sobre la construcción de cohetes de agua.

Con el lema «Un cohete con una ojiva nuclear puede cambiar el mundo, tu cohete con una ojiva de paz también puede cambiarlo», este programa invita, más allá de la capital, a llevar la experiencia por toda Cuba, y ¿por qué no?, quizá en un futuro intentar superar el récord mundial existente del lanzamiento simultáneo de 200 cohetes.

Cómo hacer uno de agua

Como una gran obra de arte, la construcción de un cohete de agua requiere del ingenio de sus creadores. Los materiales básicos son dos pomos plásticos de refresco o agua, una bola de goma o plastilina, un tapón de goma, cinta adhesiva y una válvula de aire, como la de las cámaras de bicicletas.

El resto de los materiales son optativos para la decoración, como las placas de rayos x (usadas, claro) y el «teipe» para dar los toques finales.

Se usa cinta adhesiva para sujetar la pelota en el interior del cuello del pomo y este al cuerpo principal del cohete

Para la base se puede usar el resto del pomo o una placa, con un diseño creativo que aluda a un cohete verdadero

1 Pelota de goma o plastilina

2 Cuello de un pomo

3 Pomo plástico sin tapa (cuerpo principal)

4 Tapón de goma perforado en el centro

5 Válvula de aire

6 Pieza de plástico con diseño libre

Esta válvula dentro del tapón de goma, sella el pomo y es la conexión a la bomba de aire.

Algunas precauciones a tener en cuenta

•Al construir el cohete se debe hacer una prueba para ver su resistencia. Una botella de plástico puede tener una imperfección o irregularidad, por lo que siempre deben hacerse pruebas previas cuidadosamente.

•La base del cohete debe ser siempre de material plástico suave de manera que en caso de accidente no resulte agresivo.

•Cuando se realice la presurización y el lanzamiento la persona debe mantenerse a una distancia adecuada.

•Nunca debe intentar abrir con las manos el cohete para lanzarlo.

•Deben lanzarse en zonas abiertas. No pueden ser disparados contra la gente, animales o propiedades.

Cuando el aire, que se le echa con una bomba manual, está lo suficientemente comprimido el cohete bota la tapa de goma con la válvula y se eleva.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.