Excursión fantástica en el camino de la vida

De que el deporte y el arte pueden hacer la vida más linda y regalar cariños dan fe dos delegados al Congreso Pioneril

Autores:

Juan Morales Agüero
Odalis Riquenes Cutiño

Aliannis Romero ha anotado muchos goles importantes como delantera de equipos tuneros de hockey sobre césped. Incluso en una final de la Liga Estudiantil logró uno que le dio a su provincia la corona nacional. Sin embargo, ella dice que su gol más trascendental es este de ahora: haber sido elegida delegada al V Congreso Pioneril por sus compañeros de la escuela de iniciación deportiva (EIDE) Carlos Leyva.

«Es un honor muy grande y una responsabilidad todavía mayor, pues voy a representar allí a mi colectivo, a mi escuela y a mi provincia», dice esta muchacha de 14 años de edad, natural del municipio de Majibacoa.

Ariannis es la presidenta de un colectivo de noveno grado en una escuela deportiva que ostenta el nombre de uno de los mártires de Barbados. En efecto, en aquel crimen atroz perpetrado en octubre de 1976 murió el joven esgrimista tunero Carlos Leyva. Sus asesinos confesos pasean su impunidad por las calles norteamericanas.

«Mi colectivo estudiantil me ofreció todo su apoyo para que yo resultara electa delegada al Congreso de los pioneros cubanos», asegura. «Mi familia también hizo lo mismo. Y hasta la comunidad donde vivo, que me organizó un acto con cake, flores y aplausos. Por esa razón me siento sumamente comprometida. No les puedo fallar».

Lo que la modestia de Aliannis no saca a relucir es su actitud ante las diversas actividades de la EIDE tunera. Ella, según cuentan sus condiscípulos, además de entrenar y competir en su modalidad deportiva, participa con asiduidad en acampadas, excursiones, actos políticos, encuentros de conocimientos y convocatorias diversas.

La joven hockeísta da por hecho que en el cónclave la voz de los pioneros cubanos estará a la altura de la coyuntura que vive el país. Allí expresarán su apoyo a las medidas adoptadas para mejorar la economía y patentizarán la decisión de su generación de darle continuidad al proceso revolucionario cuando les corresponda.

Serios propósitos

Con sus 15 años como el mejor acicate, José Ernesto González Ulloa anda por estos días de alegría en alegría. Su cotidiano esfuerzo al frente del colectivo pioneril del bloque de Secundaria Básica de la escuela vocacional de arte (EVA) José María Heredia, junto a los resultados integrales del centro, han avalado su elección como uno de los representantes de la enseñanza artística del país al V Congreso de la Organización de Pioneros José Martí.

A ese regocijo, que sin duda marcará pautas en su vida, se suma haber aprobado el pase de nivel del séptimo año de la especialidad de violín, tras vencer un examen en el que demostró cualidades y preparación para continuar su formación como músico profesional en la que está inmerso desde el tercer grado, como la mejor herencia de su familia, especialmente de su abuelo, Francisco Ulloa, director de la Típica Tradicional de Santiago de Cuba.

Es esta la cosecha de sus desvelos. Espigado, locuaz, sociable, este pionero santiaguero se mantiene de la mañana a la noche pendiente de múltiples y muy serios propósitos: culminar satisfactoriamente sus estudios de noveno grado, someterse a los rigores necesarios para continuar estudios superiores en el violín, encaminar exitosamente el trabajo de su ejecutivo pioneril, un consejo «en el que todos nos ayudamos…», y todo esto sin dejar de ser un adolescente como cualquier otro.

Por eso no cree que en la Secundaria se pierda el interés por la Organización de Pioneros, ni siquiera en un centro de doble enseñanza como el suyo, en el que la consagración es compañera inevitable si se quieren lograr resultados que garanticen mantener su inserción en el sistema de mañanas de docencia y tardes de exigencia musical.

Cuando se es adolescente, explica José Ernesto, la organización se ve desde una manera más profunda, más pensada; de ahí que aun en un centro como una vocacional de arte, donde todos están concentrados en cumplir con estos dobles propósitos, hay tiempo para las actividades pioneriles, «las que tratamos de combinar con nuestra formación artística».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.