Escandalosa petición de emergencia contra Gerardo Hernández

Con la solicitud de 2001 los fiscales estadounidenses reconocieron que carecían de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo Hernández por el cargo de conspiración para cometer asesinato y pidieron a última hora retirarla. Sin embargo, Gerardo fue declarado culpable y condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años

Autor:

Juventud Rebelde

La Habana, 1 oct (PL) La petición de emergencia de la fiscalía estadounidense a una corte de apelaciones en 2001 contra un antiterrorista cubano condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años constituyó escandalosa, dijo este sábado la prensa.

Con tal solicitud los fiscales reconocieron que carecían de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo Hernández por el cargo de conspiración para cometer asesinato en primer grado y pidieron a última hora retirarla, expresó el periódico Granma.

Sin embargo, recordó, Gerardo fue encontrado culpable y le fue impuesta la irracional sentencia por un supuesto crimen que el propio acusador reconoció había fracasado en sostener.

Para el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, la petición de emergencia al circuito de apelaciones de Atlanta en mayo de 2001 constituyó otra escandalosa situación en torno al proceso judicial contra Gerardo y sus otros cuatro coterráneos.

«Estados Unidos presenta esta petición totalmente consciente de los numerosos obstáculos que debe superar», señaló el comunicado del gobierno norteamericano a los jueces de Atlanta.

Después de comenzada la causa, la Fiscalía presentó como principal cargo contra Gerardo el de conspiración, que se transformó en el eje alrededor del cual giró el proceso seguido también a René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

La jueza de Miami en el caso contra Los Cinco, como se les conoce en las campañas internacionales por su excarcelación, terminó el 25 de mayo del 2001 sus instrucciones estrictamente ajustadas al acta acusatoria.

Sin embargo, rememoró el rotativo, cinco días después los fiscales presentaron la apelación, en la que reconocieron que carecían de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo y pidieron retirarla.

De esa manera Washington reconocía dramáticamente su fracaso en demostrar la acusación al señalar que «a la luz de las pruebas presentadas en el juicio, esto constituye un obstáculo insuperable para Estados Unidos en este caso y probablemente resultará en el fracaso de la acusación en este cargo».

Pero la Fiscalía fue más allá en opinión de Alarcón al decir que «este caso puede establecer un precedente devastador... el perjuicio para el gobierno será irremediable y el daño duradero» y repitió «impone una barrera insuperable a esta acusación».

La Corte de Apelaciones de Atlanta no aceptó la petición gubernamental y con ello Gerardo fue encontrado culpable el 6 de junio de ese mismo año.

Granma afirmó que lo ocurrido en el caso, el más largo en la historia judicial norteamericana hasta aquel momento, se explica porque el juicio tuvo lugar en Miami, la sede de los grupos violentos que el antiterrorista combatió heroicamente.

«Había sido condenado de antemano en una campaña de odio y calumnias de la prensa local pagada por el gobierno federal, como se supo después», subrayó la fuente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.