Integrantes del Ejército Juvenil del Trabajo reparan enlaces ferroviarios azucareros

Los enlaces ferroviarios que se benefician son vitales para lograr una óptima transportación de la caña hasta el coloso Antonio Guiteras, el mayor productor de azúcar de Cuba

Autor:

Juan Morales Agüero

PUERTO PADRE, Las Tunas.— Varios tramos de las vías férreas de este municipio reciben por estos días el accionar del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT), fuerza que ha desempeñado un decisivo rol en la ejecución de importantes tareas de la producción y los servicios.

Un grupo de pelotones del EJT apoya la reparación y mantenimiento del bien llamado camino de hierro en las proximidades del poblado de Vázquez, el coloso azucarero Antonio Guiteras y Puerto Carúpano, todos adscriptos a Puerto Padre.

Estos enlaces ferroviarios que se benefician son vitales para lograr una óptima transportación de la caña hasta el Guiteras, el mayor productor de azúcar de Cuba, y de ahí hasta Carúpano, donde funciona una terminal de embarque a granel, desde la cual se exporta el dulce producto junto con las líneas de metales de la acería tunera. Por esta terminal exporta también su azúcar la provincia de Holguín.

Los combatientes movilizados, muchos de los cuales son militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas, trabajan en las vías férreas citadas con elevada disciplina, laboriosidad y aprovechamiento de la jornada laboral, con el pensamiento puesto en la próxima contienda azucarera, suceso productivo que exige la máxima calidad en su preparación.

El pasado año el EJT reconstruyó la vía férrea de 18 kilómetros de longitud que enlaza al ingenio Amancio Rodríguez con la terminal de azúcar a granel de Guayabal, ubicada en ese territorio, por donde embarcan sus producciones las provincias de Ciego de Ávila, Camagüey, Granma, Santiago de Cuba, Guantánamo y la zona sur de Las Tunas.

El EJT surgió de la fusión de la Columna Juvenil del Centenario, un contingente de la Unión de Jóvenes Comunistas que en 1968 partió a apoyar el desarrollo en las entonces casi deshabitadas sabanas de Camagüey, con las unidades de infantería permanente de las FAR.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.