Avances en diagnóstico precoz del hipotiroidismo congénito

Con la toma de la muestra de sangre en papel de filtro como vía más segura de análisis, la extensión de los laboratorios con Sistema Ultra Micro Analítico a todos los municipios y la implantación de un novedoso recinto de neurocognición, se arriba a los 25 años del Programa para el diagnóstico temprano de la enfermedad

Autor:

Juventud Rebelde

PINAR DEL RÍO.— Con la toma de la muestra de sangre en papel de filtro como vía más segura de análisis, la extensión de los laboratorios con Sistema Ultra Micro Analítico (SUMA) a todos los municipios y la implantación de un novedoso recinto de neurocognición, se arriba a los 25 años del Programa para el diagnóstico temprano del hipotiroidismo congénito en Pinar del Río.

Dentro de las acciones de análisis neonatal, este se instauró en Vueltabajo en agosto de 1987, primera provincia de la Isla en implementarlo fuera de la capital cubana, y también la primera en extenderlo a todos sus municipios.

Para el doctor José Rafael Hernández Gómez, responsable del Programa en este territorio, su mayor logro radica en el diagnóstico de la enfermedad antes de que exista repercusión en la salud del niño.

Desde septiembre del 87 hasta la fecha se ha pesquisado al 99 por ciento de los recién nacidos en la provincia, con una determinación positiva de la enfermedad en 53 casos. «De estos, muchos hoy son graduados universitarios, obreros, técnicos medio, muchachas que han tenido descendencia con niños sanos; son personas que se han insertado en la sociedad como personas corrientes, con un coeficiente de inteligencia estándar», precisó Hernández Gómez.

El especialista también explicó que el hipotiroidismo es una afección producida por un mal trabajo de la glándula tiroides. «Cuando afecta a las personas mayores puede provocar anemia, dificultad para trabajar, alteraciones en el peso corporal, estreñimiento y caída del cabello; pero si afecta al recién nacido puede generar un retraso mental», argumentó.

Según el experto, el diagnóstico temprano posibilita corregir el defecto en la producción de hormonas tiroideas, y poner un tratamiento en los primeros 15 días de nacido que permita mantener la capacidad de desarrollar un coeficiente de inteligencia normal.

En este sentido, uno de los avances del Programa ha sido la implantación, desde el 2009, de la toma de muestra de sangre del talón del niño a los cinco días de nacido, prueba hecha anteriormente con el cordón umbilical.

Con este análisis, como recalcó Estela Torres Urra, jefa del Departamento SUMA del Laboratorio de Pinar del Río, se pesquisan cinco enfermedades congénitas: deficiencia de biotinidasa, galactosemia (intolerancia a la lactosa), la fenilcetonuria (acumulación de aminoácidos), hipotiroidismo congénito e hiperplasia suprarrenal congénita.

Hernández Gómez expuso, por su parte, que la sangre seca en papel de filtro tiene como ventaja, junto a la ampliación de los laboratorios SUMA en todos los municipios, que el diagnóstico se hace en un plazo breve de tiempo y de una manera más segura.

El Programa, además de permitir el diagnóstico precoz, está estructurado para brindar seguimiento al niño desde la consulta de Endocrinología, y ofrece encuentros con psicólogos, en aras de detectar prematuramente la evolución mental del menor y capacitar a los progenitores.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.