Una semana después de Sandy - Cuba

Una semana después de Sandy

Aunque son miles los árboles que cayeron sobre los cafetales, en San Antonio del Sur se recuperaron más de mil latas de café y en los secaderos se encuentran alrededor de 150 toneladas del grano

Autor:

Arlin Alberty Loforte

GUANTÁNAMO.— Las labores recuperativas en el valle de Caujerí, ubicado en el municipio de San Antonio del Sur, no se hicieron esperar. Sandy dejó preocupaciones en ese emporio productivo de la provincia, fundamentalmente por el daño a las siembras, pero la respuesta de su gente ya se materializa.

Durante una visita a ese territorio, Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, intercambió con las autoridades de San Antonio del Sur e insistió en la necesidad de reprogramar las siembras, las fechas para las cosechas y garantizar las producciones.

«Aquí no se puede renunciar a nada de lo que se planificó, por eso el esfuerzo tiene que ser mayor», enfatizó el también miembro del Comité Central del Partido.

Ya en San Antonio del Sur se recuperaron más de mil latas de café —aun cuando son miles los árboles que cayeron encima de los cafetales—, mientras que en los secaderos se encuentran alrededor de 150 toneladas del grano.

«Este es un momento para aprovechar todo lo que se pueda. Debemos recuperar el material forestal que fue derribado; ahí hay desde madera preciosa hasta la que se utiliza para hacer carbón. Todo se debe usar en beneficio de nuestra economía», comentó Torres Iríbar.

Aunque las casas de posturas fueron dañadas, se aseguran variedades de tomate tanto para la industria como para el consumo, y se trazan estrategias para suplir el déficit de viandas en los meses futuros, por lo que se acude a variedades de ciclos cortos.

También Torres Iríbar conoció cómo marchan las inversiones en las que se sigue trabajando aquí, entre ellas los sistemas de riego y la Fábrica de Conservas, que se encuentra en un 72 por ciento en la ejecución de la obra civil y a un 85 por ciento en la instalación tecnológica.

Esta es una de las construcciones más importantes que se acometen en la provincia, desde donde se extraerá la pulpa de tomate, mango, guayaba y frutabomba, materias primas indispensables para otras líneas productivas.

La instalación resistió sin problemas los vientos sostenidos del huracán Sandy, que en este municipio fueron de cien kilómetros por hora, con rachas de hasta 150. Se espera que el 15 de diciembre próximo esté lista para su funcionamiento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.