El espíritu que nunca debemos apagar - Cuba

El espíritu que nunca debemos apagar

La Isla entera es un ajetreo constante de estudiantes que preparan antorchas, carteles, banderas y cientos de iniciativas para honrar al más universal de los cubanos

Autores:

Yuniel Labacena Romero
Alejandro Rojas Espinosa
Javier Roque Martínez

Cuando la noche de este 27 de enero nos encontremos en vísperas del aniversario 160 del natalicio de José Martí, miles de jóvenes desfilarán en la Marcha de las Antorchas, 60 años después de aquel primer desfile que se ha convertido en patrimonio.

Y ese hecho se recuerda desde hace varios días. Cuba entera es un ajetreo constante de estudiantes que preparan antorchas, carteles, banderas y cientos de iniciativas para honrar al más universal de los cubanos, y andar como continuidad sobre los mismos pasos de la Generación del Centenario.

«Es una tradición que llevamos y sentimos como estudiantes de la Universidad de La Habana. Martí fue guía de los jóvenes de 1953 y lo sigue siendo para quienes tenemos el deber de construir el futuro de la Patria», afirmó a este diario Juan González, de la Facultad de Historia en esa institución, desde donde se fraguó y partió aquel día la marcha organizada por la FEU.

Denise de la Rosa, del preuniversitario Francisco de Miranda, del municipio de Diez de Octubre, expresó que el desfile es una excelente manera de honrar a Martí y una tradición muy hermosa. «Nadie mejor que nosotros para hacerlo, los que tenemos el deber de seguir su legado y de sentir admiración por su vida y obra».

Con ella coincidió Nelson A. García Salom, alumno de primer año de Estomatología, quien aseguró sentirse identificado con las ideas del Apóstol, por su amor por Cuba y Latinoamérica. «Es uno de esos hombres que vivirán por siempre en el corazón de nuestro continente. Por él asistiré», aseveró.

«No es una obligación; es sentirnos martianos y comprometidos con un hombre que prefirió el bien de muchos a la opulencia de pocos. Es un espacio para pensar y revivir las hazañas de nuestros mártires», manifestó Sheila Gontán, informática del Instituto Superior de Diseño (ISDI).

Aunque esta no es la primera marcha en la que participará Yudelkis Oliva, estudiante de Telecomunicaciones, del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Cujae), dijo que igual se siente motivado porque son épocas diferentes. «Desde décimo grado participo y las antorchas que llevamos en las manos alumbran nuestra Revolución y a nosotros, sus frutos más jóvenes», comentó.

Son estas las razones por las cuales se encenderán antorchas este domingo desde la Punta de Maisí hasta el Cabo de San Antonio. Un fuego que alumbrará, como aseguraron estos jóvenes, no solo el pensamiento del Maestro, sino también el de su más grande discípulo, Fidel. Martí es ese espíritu que nunca debemos apagar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.