Orden José Martí a una martiana incansable

La destacada intelectual cubana Fina García recibió la más alta condecoración que confiere el Estado cubano a personas destacadas por sus servicios a la causa de la paz o logros sobresalientes en la educación, la cultura, las ciencias, los deportes o el trabajo creativo

Autor:

Amaury E. del Valle

Profundamente emocionada, Fina García-Marruz, una de las poetisas más importantes de Cuba y América Latina, recibió en la tarde de ayer, de manos del General de Ejército Raúl Castro Ruz, la Orden José Martí, la más alta condecoración otorgada por el Estado cubano.

La medalla lleva precisamente el nombre de uno de los grandes amores de Fina, quien además de a su familia y a su patria, dedicara buena parte de su vida a estudiar la obra del Apóstol cubano junto a su inseparable compañero, el destacado intelectual ya fallecido Cintio Vitier.

Pequeña y menuda de cuerpo, pero gigantesca en un quehacer, que a sus 90 años aún no deja de producir pensamiento, como afirmara durante la ceremonia el propio Raúl, Fina agradeció humildemente la distinción, la cual dijo recibir en nombre de la cultura cubana y de la labor de tantos años junto a Cintio.

A lo largo de su fecunda vida como poetisa, escritora y ensayista, Fina García-Marruz ha recibido importantes distinciones, como el Premio Nacional de Literatura 1990, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2011, el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2007 y el Premio Internacional Pablo Neruda, entre otros.

Al decir de Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado de la República de Cuba, Fina está considerada como una de las más importantes figuras de la literatura hispanoamericana del siglo XX.

Esta destacada pensadora se codeó con intelectuales de la talla de Juan Ramón Jiménez, María Zambrano, Eliseo Diego o José Lezama Lima, y formó parte, junto a Cintio Vitier, del grupo Orígenes, uno de los movimientos vanguardistas más importantes del pensamiento cubano.

Su vasta obra ensayística, de valor patrimonial, ha sido dedicada en gran parte al conocimiento de la vida y el pensamiento del Héroe Nacional cubano José Martí, en un quehacer que junto a Cintio Vitier llevó a que se les considerara, como afirmara Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas, «los apóstoles del Apóstol».

En la ceremonia de entrega se encontraban presentes junto a los familiares de Fina y sus hijos —los compositores Sergio y José María Vitier—, figuras de la intelectualidad.

También participaron en el solemne momento el compañero José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, así como otros dirigentes del Estado y del Gobierno.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.