El periodismo que requiere el socialismo cubano

El tema fue debatido por más de 400 afiliados presentes en la asamblea ramal de la prensa escrita del IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

¿Qué periodismo requiere el socialismo cubano, ese que transita por tiempos de cambio para fortalecerse? Fue esta la interrogante con la que José Alejandro Rodríguez, columnista de JR, provocó a los más de 400 afiliados presentes en la asamblea ramal de la prensa escrita del IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba.

El hacedor de la Columna Acuse de recibo y de otros importantes espacios de la radio y la televisión y Premio Nacional de Periodismo José Martí, subrayó que necesitamos un periodismo menos tutelado desde el punto de vista institucional, algo que fue coincidencia en muchos de los planteamientos surgidos en el encuentro.

En el debate se subrayó que la prensa tiene que ser un organismo vivo, que refleje los contrastes de nuestra sociedad y que sirva de cauce a la confrontación de las mejores ideas revolucionarias.

Vivimos en un mundo en el que el avance de las Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones no se detiene; nuestros destinatarios son también emisores y capaces de acceder a la información por vías múltiples, no solo a través de los medios públicos. Las políticas editoriales y la labor de los periodistas deben adecuarse a esas desafiantes circunstancias, se señaló en el encuentro.

Otro tema abordado fue la posibilidad de incorporar los medios de comunicación a las nuevas formas de gestión económica que emergen en el país, con lo cual podrían generar parte de los ingresos que requieren para su sustento y disminuir con ello la subvención del Estado.

David Orrio, del Centro de Información de la Prensa, señaló que para librar la batalla mediática es recomendable que el dinero que se destina a la comunicación se considere como una inversión y no como un gasto.

Ante los silencios y evasivas que limitan el derecho constitucional del pueblo a la información, el también premio nacional de Periodismo José Martí, Hugo Rius, instó a defender con mayor energía los presupuestos de la política trazada por el Buró Político del Partido.

Iramis Alonso, periodista de Juventud Técnica, compartió sus preocupaciones con respecto a los problemas de impresión, distribución y comercialización que padecen las publicaciones de la Editora Abril, y las consecuencias que ello trae, al dejarse de influir en uno de los públicos más importantes. ¿Cuántos saberes no les están llegando a nuestros niños y jóvenes, cuántos referentes, cuánta cultura?, reflexionó.

Los reajustes en el modelo de prensa del país requieren, además, para su mejor diseño, que se desengaveten las numerosas investigaciones realizadas, tanto para las tesis de maestrías, doctorados o de licenciatura en las escuelas de Periodismo, manifestó Delia Reyes, de la revista Bohemia.

También se abordó lo impostergable de fundar un observatorio de medios, que permita medir de manera científica los aciertos y desaciertos de los medios públicos del país en su misión social.

El colega Juan Ayús, por su parte, destacó que para perfilar los espacios legales e institucionales de la prensa se requiere revisar los análisis realizados en ese sentido en otros momentos, pues pudieran resultar muy útiles a los propósitos actuales.

Los periodistas reunidos en la Sala Universal de las FAR, en la capital del país, apuntaron que se precisan de soluciones de fondo para superar los problemas que enfrenta la prensa, que tienen dimensiones económicas, políticas, jurídicas, del discurso, de credibilidad y del propio modelo de prensa.

La prensa, se apuntó, debe formar parte de los mecanismos de control popular del país, y convertirse en un valioso contrapeso frente a posibles errores o distorsiones de la política trazada por el Partido y refrendada por la mayoría de nuestro pueblo.

Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido, hizo un recuento de los desafíos que enfrenta el país, en medio del incesante y recrudecido acoso del Gobierno norteamericano, que no renuncia a su propósito de fracturar el proyecto socialista del país, para lo cual está destinando abundantes recursos, especialmente en el ámbito de las nuevas formas de comunicación, por lo que se requiere que los medios de la Revolución cuenten con las condiciones para ejercer un periodismo sólido.

Apuntó que la dirección de la Revolución conoce los problemas que inciden en la labor de la prensa y afectan la eficacia de su labor social, por lo que se analizan y buscan soluciones de fondo.

En el encuentro se hizo un reconocimiento al presidente de la UPEC, Tubal Páez, quien participó en la sesión del Congreso junto a otros miembros del Comité Nacional de la organización.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.