Muestra avances la economía cubana - Cuba

Muestra avances la economía cubana

La economía de Cuba continuará avanzando en 2014, respaldada por la actualización que impulsa el país. La ejecución presupuestaria deberá caracterizarse por la racionalidad del gasto público, al constituir el ahorro de recursos una fuente natural para el desarrollo

Autores:

Margarita Barrios
Amaury E. del Valle

El Parlamento cubano aprobó la Ley del Presupuesto para el año 2014, que destina a los servicios sociales el 54 por ciento de los recursos, en particular para la educación y la salud pública.

En su última sesión del año, la segunda de su VIII Legislatura, la Asamblea Nacional del Poder Popular dio el visto bueno al Plan de la Economía, la Ley del Presupuesto y el dictamen al respecto de su Comisión Económica, así como conoció sobre las transformaciones en la Salud Pública y la situación higiénico-epidemiológica.

La economía de Cuba continuará avanzando en 2014, respaldada por los cambios que impulsa el país para alcanzar los niveles de crecimiento requeridos, expresó Adel Yzquierdo, miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente del Consejo de Ministros.

Al presentar los principales resultados económicos de 2013 y el plan para el próximo año, el Ministro de Economía y Planificación destacó que el año que termina el país alcanzó un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2,7 por ciento, inferior al 3,6 previsto, debido fundamentalmente a incumplimientos en la industria manufacturera, las construcciones y de los ingresos en moneda libremente convertible.

El dirigente explicó que otras de las causas que impactaron en esos índices fueron dificultades en los contratos, deficiencias en los procesos de conciliación y planificación de la producción, y atrasos en las importaciones, por bajas ejecuciones de las capacidades de crédito.

Precisó, no obstante, que la mayoría de las actividades registran incrementos en comparación con 2012, y la balanza comercial de bienes y servicios cierra con un saldo positivo de 1 256 millones de dólares.

El Ministro destacó que se espera que para el 2014 el PIB crezca un 2,2 por ciento, lo cual estará sustentado en la búsqueda de las reservas existentes en el país para lograr eficiencia, y una mejor planificación y control sobre las inversiones.

Igualmente, Yzquierdo dijo que se pronostica que bajen los precios de algunos productos que Cuba exporta, como el azúcar y el níquel, mientras continúan aumentando los costos de los alimentos en el mercado mundial, lo que repercutirá en mayores niveles de importación de no garantizarse la producción para las necesidades del país.

También se espera un bajo crecimiento de la actividad manufacturera, a causa de las limitaciones financieras, mientras que los servicios sociales se mantendrán con niveles similares a períodos anteriores.

Sin embargo, se proyectan crecimientos en ramas estratégicas de la economía como la industria azucarera y la agropecuaria, y en las actividades relacionadas con hoteles y restaurantes; mientras, la circulación mercantil minorista en ambas monedas crece y permite asegurar el equilibro financiero interno, y continuará el avance en el reordenamiento del comercio mayorista.

Yzquierdo destacó además, que en 2013 hubo una mayor eficiencia en el uso de los portadores energéticos, y la generación eléctrica satisfizo la demanda de la economía tanto en el sector estatal como en el residencial, logros que se espera mantener el año próximo.

Racionalidad y ahorro para el desarrollo

La ejecución presupuestaria del próximo año deberá caracterizarse por la racionalidad del gasto público, al constituir el ahorro de recursos una fuente natural para el desarrollo, expresó Lina Pedraza, ministra de Finanzas y Precios, al presentar ante los diputados la Ley del Presupuesto del Estado para 2014.

El empleo de iniciativas creadoras para elevar el grado de eficiencia económica de nuestras empresas es la vía más oportuna y segura del incremento de los ingresos, así como la aplicación consecuente de medidas eficaces de control interno, con disciplina y exigencia, destacó.

La Ley del Presupuesto del Estado fue elaborada teniendo en cuenta los indicadores macroeconómicos que garanticen el equilibrio de las finanzas internas y contribuyan al proceso de actualización del modelo económico, destacó.

En la propuesta para 2014 se incluyen los recursos financieros que respaldan la continuidad de políticas aprobadas, de alto impacto social, como son las referidas al otorgamiento de subsidios a personas para realizar acciones constructivas en su vivienda, medidas para propiciar una mayor vitalidad y calidad del servicio en las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos, y las remuneraciones a los atletas, entrenadores y otros especialistas del deporte.

A su vez, se implementan decisiones que favorecen los presupuestos municipales, tales como la incorporación en 25 de ellos de la Contribución Territorial para el Desarrollo Local, que aportan los establecimientos de entidades nacionales, con lo que ascenderán a 47 los territorios en los que se aplica este tributo.

Dada la particular importancia que reviste para el país el desarrollo del sector agropecuario, se ha concebido para este sector no aplicar en 2014 el Impuesto sobre la Propiedad de la Tierra, pero sí el de la Ociosidad, con las excepciones que para las diferentes producciones se requieran.

También la ley establece exonerar del pago del Impuesto por la utilización de la Fuerza de Trabajo de los contratados directamente en la producción agropecuaria.

Añade el documento que, como resultado de la expansión del sector del trabajo por cuenta propia y de otras formas de gestión no estatal, se proyectan ingresos que superan en un 12 por ciento el estimado para el presente año y alcanzarán los 1 600 millones de pesos, lo que representa el cuatro por ciento del total de ingresos netos del Presupuesto del Estado.

Para los gastos corrientes de la actividad presupuestada se consideran 31 836 millones de pesos: un incremento del dos por ciento sobre el estimado del año 2013. En su clasificación por sectores, el 54 por ciento corresponde a los servicios sociales, donde la Educación y la Salud Pública participan del 27 y 22 por ciento, respectivamente.

Con estos recursos se garantiza en la Educación la continuidad de estudios de 1 763 500 estudiantes en la enseñanza preescolar, primaria y media, y 229 800 en la Educación Superior, de los cuales 51 500 pertenecen a las Ciencias Pedagógicas y 76 700 a las Ciencias Médicas.

En la Salud se respaldan los gastos para más de 80 millones de consultas médicas, 22 millones de consultas de estomatología y 114 000 ingresos hospitalarios, así como el nivel de medicamentos, utensilios y materiales de curación planificados y los recursos materiales para la higienización y eliminación de vectores.

Para la Asistencia Social se proyectan 341 millones de pesos, cifra superior en 114 millones de pesos al estimado de 2013, de los cuales el 58 por ciento se destina a la atención del estado constructivo de las Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos.

Para las Transferencias Corrientes a la Actividad no Presupuestada se proyectan gastos por 12 138 millones de pesos, que representan un incremento de 2 177 millones de pesos con relación al estimado del 2013, y concentra la mayor incidencia en el Financiamiento a la Exportación y Sustitución de Importaciones, al destinarse recursos para el Fondo de Compensación a las exportaciones de azúcar y la adquisición a productores agropecuarios de arroz, frijoles, carne de cerdo, maíz de alimento animal, carne y leche para la industria, y conservas de vegetales, entre otros.

El financiamiento de la canasta familiar a precios subsidiados demandará 2 437 millones de pesos, superior en 314 millones de pesos al estimado de cierre del 2013.

Garantizar los servicios básicos

El dictamen de la Comisión de Asuntos Económicos sobre el proyecto de Ley del Presupuesto del Estado para el próximo año precisa que la consideración de indicadores macroeconómicos constituye un elemento de gran importancia en función de asegurar el equilibrio de las finanzas internas del país, expresó Grisel Castro Alfonso, presidenta de ese grupo de trabajo del Parlamento.

Los principios definidos responden, en lo general, a la necesidad de garantizar los recursos financieros que respaldan los niveles de actividad aprobados en el Plan de la Economía.

El documento señala que se aseguran los servicios básicos a la población y se consideran los recursos financieros para la aplicación y continuación de las políticas aprobadas en el proceso de actualización del modelo económico cubano, a tono con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Como resultado de los ingresos y gastos, el déficit fiscal proyectado asciende a 3 890 millones de pesos, que representa el 4,7 por ciento del Producto Interno Bruto, con la particularidad de contener un déficit corriente de 1 899 millones de pesos, que si bien es manejable, requiere la adopción de medidas para potenciar ingresos y hacer un uso eficiente de los gastos, de manera que permita reducirlo.

A diferencia de años anteriores, el ciento por ciento del déficit fiscal se financiará mediante la emisión de bonos soberanos. El 70 por ciento correrá a cargo de instituciones bancarias cubanas, y el 30 por ciento por el Banco Central de Cuba.

El dictamen destaca que esta forma en que se financia el déficit muestra una mayor coordinación de las políticas macroeconómicas y conduce al control de los procesos inflacionarios.

Con la emisión de bonos soberanos se introduce una nueva modalidad en los mecanismos para financiar el déficit fiscal que permitirá mayor eficiencia en la administración de la deuda pública.

Dentro del total de los gastos de la actividad presupuestada, la salud y la educación representan el 49 por ciento, monto que permite el desempeño de estos sensibles sectores y que confirma la voluntad del país para seguir garantizando conquistas decisivas de la Revolución, aun en medio de la compleja situación económica.

Se aseguran recursos presupuestarios para respaldar programas priorizados relacionados con la higienización, mejoramiento de casas de abuelos, remuneración de atletas, entrenadores y otros especialistas del deporte, así como para la continuidad de otras políticas aprobadas.

Para las transferencias corrientes de la actividad no presupuestada, precisa el dictamen, se proyecta un crecimiento del 22 por ciento con relación al año 2013, concentrado fundamentalmente en el financiamiento a la exportación y sustitución de importaciones que aseguran producciones esenciales para el país, sobre todo en alimentos, e incluye el subsidio a precios minoristas, subvención por pérdidas y a unidades presupuestadas con tratamiento especial.

Precisa que el mayor monto en los gastos de capital respalda las inversiones materiales aprobadas en el Plan de la Economía para el sector presupuestado y obras de infraestructura.

Para reservas y provisiones se consideran 300 millones de pesos, equivalentes al 43 por ciento del año anterior, en consonancia con las restricciones que han tenido los ingresos.

Todo lo anterior es posible porque se proyectan 43 258 millones de pesos por ingresos netos, aunque ello representa una disminución del 1,7 por ciento con relación al estimado del año 2013.

El cambio de las relaciones financieras del Presupuesto del Estado con el sector empresarial, apunta también el documento, constituye un paso estratégico para fortalecer la empresa como eslabón primario de la economía, poniéndola en mejores condiciones para producir y elevar la eficiencia.

La decisión de implementar gradualmente para el próximo año algunos tributos y posponer otros, está en armonía con el escenario económico que enfrentará el país. Entre los que se aplicarán están los impuestos para la protección del medio ambiente, por la ociosidad de la tierra y el referido a las ventas minoristas en CUC.

La lucha por la salud es de todos

Cuba cuenta actualmente con más de 56 600 médicos laborando en el país, sin contar a los más de 21 000 que se desempeñan en el exterior, lo cual nos ubica como uno de los mejores en el mundo en cantidad de galenos por habitantes.

Así expresó el Doctor Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública, al rendir un informe ante los diputados cubanos sobre el desempeño del sector y la actual situación higiénico-epidemiológica.

En una pormenorizada radiografía del sistema de salud cubano, que abarcó desde sus orígenes tras el triunfo de la Revolución hasta los planes actuales para hacer más eficientes y sostenibles estos servicios, el titular del ramo explicó que ya se debe pasar a una nueva etapa en el proceso de transformaciones necesarias que está en curso.

Entre las premisas fundamentales de este proceso, explicó, se encuentra el fortalecimiento de la atención primaria, específicamente con el rescate de los conceptos fundacionales del programa del Médico y la Enfermera de la Familia, que además de su labor curativa desempeña un importante papel en la prevención y educación, y que se resuelvan allí la mayor cantidad de los problemas.

Al respecto ejemplificó que en el año que culmina, en el país se realizaron 61 millones de consultas médicas, de ellas 41 millones en la atención primaria, un millón más que en igual período del año anterior, lo que evidencia la recuperación paulatina de ese importante subsistema.

A ello se suma un mayor empleo del método clínico, lo que permitió reducir el uso de medios diagnósticos.

Igualmente, se efectuaron más de un millón de operaciones, se reducen los tiempos de espera, y se han realizado 300 trasplantes de córnea, 121 de riñón, 17 de hígado, 14 hematopoyéticos y dos de corazón.

Junto al trabajo creciente con la medicina natural y tradicional, se ha logrado reducir la falta de medicamentos, tanto importados como de producción nacional.

Además, informó que crece la esperanza de vida, la cual se sitúa en 77,9 años, y que los mayores de 80 años representan ya el 18,3 por ciento de la población, cifra que en el 2030 se estima alcance el 30 por ciento.

El Doctor Morales Ojeda explicó que la mortalidad infantil vuelve a situarse por debajo de cinco por cada mil nacidos vivos; mientras que la materna se ubica en 21 por cada cien mil.

Todos estos logros, enfatizó, se alcanzan con una reducción de gastos y personal, lo cual evidencia que es posible y todavía existen muchas reservas para lograr una mayor calidad en los servicios médicos, si se utilizan racionalmente los recursos humanos y tecnológicos.

Entre los propósitos generales está seguir garantizando la cobertura médica al pueblo, junto al incremento de la colaboración internacional.

Al referirse a la situación higiénico-epidemiológica del país, el Ministro de Salud explicó que sigue siendo necesario extremar las medidas de control de vectores y de saneamiento, para evitar disímiles enfermedades a las cuales está expuesta Cuba por su situación climatológica, su ubicación geográfica, y la aparición de enfermedades emergentes y reemergentes a escala internacional.

Entre las dificultades más frecuentes señaló la baja percepción de riesgo que muchas veces tiene la población sobre estos problemas, el deterioro de las redes sanitarias y de abasto de agua, la mala calidad de la que se distribuye en algunos lugares, o las débiles medidas de control sanitario que aplican autoridades y entidades.

Al respecto, el General de Ejército Raúl Castro señaló la importancia de seguir avanzando en las medidas de control e higienización, y sobre los cambios en el sistema de Salud Pública señaló la importancia de explicarlos para que se comprenda su necesidad y no existan problemas por falta de información.

Durante la última sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular el diputado Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, informó sobre las decisiones adoptadas por este órgano en el período, y se aprobó la creación de grupos parlamentarios de amistad con Serbia, Bulgaria, Lituania y Nigeria, con lo cual ya suman 84 los constituidos.

Los diputados votaron por nombrar al año 2014 como «Año 56 de la Revolución».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.