Júbilo artemiseño por la sede del 26

El pueblo salió a las calles para compartir alegrías y exaltar la historia de la joven provincia, de donde partieron muchos de los participantes en la gesta

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

ARTEMISA.— Felices amanecieron los artemiseños al conocer la noticia que se anunciaba por las calles. Por primera vez esta provincia, con solo tres años de fundada, obtiene la sede del 26 de Julio, motivo de orgullo para este territorio que tuvo el privilegio de ver nacer a muchos de los jóvenes que en 1953 protagonizaron una de las páginas más gloriosas de nuestra historia: los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

La joven provincia, rebelde, trabajadora y llena de historia, tiene hoy más motivos para festejar, según destacó José Antonio Valeriano Fariñas, miembro del Comité Central y primer secretario del Comité Provincial del Partido, pues al hecho de ser pionera en varios de los experimentos que se desarrollan en Cuba como parte de la actualización del modelo económico, se une este alegrón de ser sede de tan importante festejo del pueblo cubano.

Significó que no se puede esperar otra cosa de los habitantes de esta tierra que no sea más compromiso, trabajo y dedicación en cada tarea, para no fallarle a esos mártires que estarían orgullosos de ver a su ciudad avanzando tal como la soñaron aquella mañana del 26 de julio de 1953.

Justo en el Parque Libertad, donde Fidel proclamara el 17 de enero de 1959 que «bien merece llamarse Artemisa el pueblo más revolucionario de Cuba», una multitud festejó con alegría. Niños, jóvenes y adultos pasaban la noticia de boca en boca y se apresuraban a llegar hasta allí para participar en la celebración.

Ante ellos, Rolando Fregio Bello, miembro del Buró Provincial del Partido, expresó que los artemiseños dedicamos esta celebración a los combatientes de la Revolución Cubana, y en especial a Fidel, Raúl y a nuestro Ramiro, artífices de esta obra que, sin ser perfecta, es la más humana y profunda en la historia de la humanidad.

Para Aylín Suárez, trabajadora de Etecsa, estas jornadas deben contribuir al rescate de la rica historia de lucha del pueblo artemiseño. «Es una nueva motivación para seguir trabajando por el desarrollo de nuestro territorio y recordar en cada escenario la valía de aquella generación integrada por jóvenes como nosotros que no quedaron inmóviles ante tanta injusticia y decidieron arriesgarse por conquistar la libertad».

Marta Lazo, hermana del moncadista ya fallecido Mario Lazo y una de las primeras artemiseñas en colocar una bandera frente a su casa este 7 de junio, resaltó que es un privilegio ganar esta sede. «Artemisa avanza, sobre todo después que se creó la provincia, y es cada vez más parecida a la que soñaron aquellos jóvenes cuya sangre no se derramó en vano. Por eso creo muy merecido este reconocimiento que, más que para nosotros, es un homenaje a nuestros héroes y mártires».

A la par, numerosas iniciativas se realizaron en los 11 municipios: salieron a la calle congas, comparsas, automóviles con altoparlantes, y se escucharon una y otra vez las notas del Himno del 26 de Julio.

A esta fiesta le seguirán muchas otras, como también jornadas de trabajo productivo y embellecimiento, previas al acto central. Inmenso es el compromiso de los artemiseños con el desarrollo de su provincia, pero sobre todo con esos jóvenes que perdieron sus vidas luchando por el bienestar de todos los cubanos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.