Producir con visión de futuro

Un proyecto busca crear las bases ambientales para la sostenibilidad alimentaria local

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

GÜIRA DE MELENA, Artemisa.— Muchos productores de esta localidad están insertados desde hace algún tiempo en el proyecto Bases ambientales para la sostenibilidad alimentaria local (Basal), patrocinado por la Agencia de Medio Ambiente, el Ministerio de la Agricultura y el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según Mireya Acosta Lorenzo, coordinadora del proyecto en Güira de Melena, se trata de una nueva mirada a la producción local de alimentos, teniendo en cuenta las variaciones del clima y las características del suelo y el agua en la zona, debido a que el cambio climático es una realidad que obliga a buscar alternativas.

Están involucradas cuatro cooperativas de crédito y servicios, dos de producción agropecuaria e igual número de unidades básicas de producción cooperativa, en las cuales se han realizado estudios profundos de suelo, clima e hidrografía, con el fin de evaluar las mejores variedades para cada terreno y ordenar el uso de estos recursos.

Entre los resultados que se esperan está la implementación de buenas prácticas agrícolas, con el uso de medios biológicos para el control de plagas, la fertilización y la rotación adecuada de los cultivos.

Contempla, además, la gestión de la información y el conocimiento, con la creación de un centro con tales fines. Acosta Lorenzo señaló que es prioridad fortalecer el extensionismo, con el intercambio de experiencias entre productores y centros científicos.

«Existe una alianza con el Instituto de Meteorología, que mantiene alertas a los productores sobre cambios de tiempo, posibles lluvias para evitar riegos innecesarios y además sobre la llegada de concentraciones de ozono troposférico que puedan afectar las plantaciones.

Importante es el fortalecimiento de la minindustria local. Por eso acometen un gran proyecto en la cooperativa de crédito y servicios (CCS) Frank País que debe producir entre tres y cuatro toneladas diarias de diferentes líneas para enfrentar los picos productivos del municipio.

Orlando Pérez, presidente de esta cooperativa, señaló que está en fase terminal la obra civil, ejecutada con dinero de la CCS, y una vez que llegue el equipamiento donado por Basal planifican hacer mermelada de frutas, dulces en almíbar, tostones, vegetales en conserva, jugos y cuanta iniciativa se les ocurra.

Aunque las frutas y vegetales no han de faltarles ya planificaron crecer en tierra y plantarla con cuanto han de necesitar para explotar al máximo las capacidades instaladas, pues está previsto que la minindustria cuente con tres marmitas, un horno para hacer tostones y deshidratar vegetales, una máquina para sellar latas y dos contenedores refrigerados, entre otros equipos.

El proyecto Basal está presente en otros dos municipios del país: Los Palacios, fuerte en el cultivo de arroz y Jimaguayú, destacado en la producción de carne y leche. En el caso de Güira de Melena se destacan los cultivos varios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.