Un suceso en el corredor de Boyeros (+Fotos)

El primer ómnibus biarticulado en Cuba no es una simple curiosidad citadina, sino parte de un experimento que apunta a soluciones para el transporte público

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Una superguagua de 25 metros de largo y cuatro puertas, que circula en horarios pico por la avenida de Boyeros, en la capital, resulta el último suceso en cuanto a transporte para el servicio urbano de pasajeros.

Se trata de Womy —donado al país por la firma holandesa Womy Equipment Supply durante la 32 Feria Internacional de La Habana (Fihav 2014)—, que es el primer ómnibus biarticulado en Cuba y el más grande que haya existido en la Isla. Desde el inicio de sus operaciones, en diciembre pasado, logra transportar diariamente casi 2 000 pasajeros.

Estos reporteros, quienes abordaron el ómnibus desde su partida en Transmetro —empresa dedicada a la transportación de trabajadores y que lo opera de forma experimental— hasta llegar a la cabecera en el Vedado, para la salida de su viaje por la tarde, comprobamos la satisfacción de la población al contar con los servicios de este vehículo.

María Teresa Rodríguez y Teresa Valsar, madre e hija, quienes toman a diario el carro, reconocen su confort, pero mostraron preocupaciones con su ventilación y con la necesidad de pasamanos horizontales para que los viajeros, sobre todo las personas mayores, puedan moverse con seguridad.

Foto: Calixto N. Llanes.

Con dos guaguas como esta resolvemos las dificultades del transporte público, dijo en tono de broma el pasajero Ernesto Viante. Mientras, María Rodríguez se quejó de la falta de señalización para los asientos de embarazadas, mujeres con niños o impedidos físicos.

Buen trato, comodidad, tripulación educada, informaciones sobre el servicio, precio asequible… y un poco de calor fueron las impresiones de Jan y Annia, una pareja de doctores, mientras descendían de Womy, en la parada de 100 y Boyeros.

Tras la despedida de los «camellos», singularmente llamativos en su época y que siguen cubriendo rutas antes «desiertas» en otros territorios, Womy viene a arrebatarles el récord por su gran capacidad y tamaño. Quizá por ello, como dijeron sus responsables, muchas son las personas que lo usan para pasear a los niños o tomarse una foto.

Una donación muy aplaudida

Enrique Cobreiro Barceló, director de Operaciones de Transmetro, explicó que este es un equipo de segunda mano, con diez años de explotación, que ha sido reconstruido para trabajar de forma experimental en un proyecto que, de acuerdo con los resultados, pretende comprar equipos similares.

Foto: Calixto N. Llanes.

En entrevista concedida a JR dijo que el biarticulado, cuyo pasaje cuesta un peso en CUP posee una capacidad de transportación de alrededor de 160 personas en cada viaje. Además, está dotado con nuevas tecnologías de tracción y seguridad, y su tiempo de recorrido es de aproximadamente una hora y diez minutos.

Cobreiro Barceló destacó que después de ser presentado en la Feria, el ómnibus no solo recibió una comprobación técnica y mecánica antes de cubrir la ruta aprobada, sino también de seguridad vial, que le permitió obtener la licencia operativa.

Foto: Calixto N. Llanes.

Con un radio de giro de 12 metros, el ómnibus Van Hool AGG300, con motor DAF y caja ZF, posee solo un turno de trabajo, con una tripulación conformada por un chofer y dos conductores. Estos últimos, al decir del Director de Operaciones, no solo velan por la recaudación, sino también por el cuidado y la conservación del carro.

Alfredo David Padrón, con 35 años de experiencia en el timón y su chofer, expresó que no tuvo temor cuando se enfrentó al primer viaje y que el área de trabajo tiene mucha concentración. «Lo revisamos todos los días y velamos por su mantenimiento».

Entre las dificultades señaló que no se ha logrado una educación vial por parte de los otros carros que circulan en la vía, muchos de los cuales interfieren su arribo o salida en las paradas, lo que atenta contra los horarios y la seguridad de los pasajeros.

Los conductores Elizabeth Méndez y Alejandro Sánchez consideran que la población ha colaborado mucho. Ellos informan acerca del servicio, el precio y tienen  garantizado el vuelto. Las personas cuidan, pues ven la guagua como algo bonito y útil, y salen al paso a las indisciplinas. La queja principal está en la escasa ventilación, opinaron.

Dariel González García, quien se estrena el próximo lunes como chofer en el biarticulado, en apoyo a Alfredo David, dijo que durante más de diez días ha recibido preparación. «Me siento cómodo para comenzar, esto requiere mucha exigencia y compromiso por su encargo social».

De horarios, paradas, recorridos...

En la Resolución 336/2014 de la Dirección General de Transporte Provincial La Habana (Dgtph) están las indicaciones para la puesta en funcionamiento de las operaciones del biarticulado, explicaron José Conesa González y Guadalupe Rodríguez Rodríguez, director general y directora de planeamiento, respectivamente, de esa unidad presupuestada.

A su cargo estuvo decidir por cuál corredor iba a circular el ómnibus, los itinerarios y la programación. Señalaron que cubre la ruta del P-16, pero con carácter expreso-limitado, es decir, desde Santiago de las Vegas hasta G y 25, en el Vedado. Tiene 18 paradas de ida e igual cifra de regreso.

Foto: Calixto N. Llanes.

Explicaron que trabaja de lunes a viernes, en horarios pico, con tres vueltas por la mañana (seis viajes) y una por la tarde (dos viajes). La primera salida es desde el Vedado, a las 6:00 a.m., y la última desde Santiago de las Vegas, a las 4:30 p.m. Entre los horarios de la mañana y la tarde, el ómnibus regresa a la base para su descanso.

Según los funcionarios, se decidió la ruta ya mencionada porque cuenta con un carril exclusivo con prioridad para el transporte público. Además, está regulada mediante semáforos, tiene alta demanda de pasajeros, es un vial recto, rápido y con pocos obstáculos en las intersecciones.

Significaron que los horarios y las paradas se aprobaron en correspondencia con la demanda de la población. En el régimen de paradas se apeló a que el biarticulado, por sus características, no podía estacionarse en todas, sino en aquellas de mayor espacio y capacidad.

Hasta dónde iba a llegar el medio también fue muy analizado por la estrechez de las vías, sitios donde girar y las dificultades del tráfico vehicular, causas que impidieron circular hacia lugares como el Parque de la Fraternidad.

El Director General de Transporte apuntó que el equipo logra transportar como promedio 217 personas en cada viaje, con una capacidad mayor en el retorno desde Santiago de las Vegas al Vedado. Destacó que su recorrido también está montado sobre la programación de los P-12, por lo que se convierte en una ayuda importante para esa ruta y la del P-16.

Camino al metro de superficie

Asientos que se recogen, acordeones con comodidad para recostarse, cestos para echar la basura, seguridad y protección para impedidos físicos que no pueden sentarse, barreras arquitectónicas eliminadas, señales para rescatar la educación formal... se cuentan entre las bondades del megaómnibus.

Según Cobreiro Barceló, no está concebido para aire acondicionado, algo que se ha inquirido reiteradamente por los pasajeros. «Las características de Cuba no son las de países europeos, su diseño es para ventanas, aunque tiene un sistema interno para refrescar el ambiente».

Significó que su funcionamiento se monitorea por todos los organismos vinculados con la actividad de pasaje en la capital, incluido el cuerpo de inspección. Refirió que Transmetro tiene que informar diariamente a la Dgtph el cumplimiento de la programación y el número de pasajeros transportados.

Foto: Calixto N. Llanes.

«Tenemos un puesto de mando las 24 horas para quejas y sugerencias, no solo acerca de este servicio sino para otros que ofertamos, al que la población puede llamar por el teléfono 863 3762.

«Es importante no sobreexplotar el equipo, pues se está probando con las condiciones de la ciudad para conocer su rendimiento y saber si conviene al país o no. Nuestro mayor propósito es lograr estabilidad en las salidas de las cabeceras y paradas, de manera que el público confíe en el servicio.

«Los resultados de este experimento —previsto para seis meses— decidirán si se adquieren otros equipos para utilizarse con el mismo objetivo, y también para el traslado de trabajadores en los polos turísticos», insistió el Director de Operaciones de Transmetro.

Por su parte, Conesa González consideró que, para la extensión de ese servicio, hay que valorar las insuficiencias en las vías urbanas, que incluyen puntos de congestión en horarios pico, vías en mal estado y estrechamientos que afectan el ángulo de giro.

«Su empleo es parte del programa de reordenamiento del transporte público en la ciudad, que prevé la introducción del sistema Autobús de Tránsito Rápido (BRT, por sus siglas en inglés) o Metro de Superficie, con el uso de ómnibus articulados y biarticulados en estas líneas.

«Pero su extensión lleva un estudio de factibilidad, de entorno, de movilidad, de infraestructura y todo lo que se pueda analizar desde el punto de vista económico. Si no tenemos en cuenta esos factores, podemos cometer errores. No se puede descartar que es un medio de gran capacidad, que estableciéndolo en cualquier corredor de la capital, ofrece un alivio inmediato», concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.