La Heroína y sus héroes

En vísperas de una fecha que marcó la historia y justamente en el cumpleaños 500 de la ciudad, Santiago rindió honores a hombres y mujeres que han hecho por la nación, muy especialmente a Fidel y Raúl, cuyos nombres elevan la estirpe de la urbe oriental

Autores:

Osviel Castro Medel
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Entre el entusiasmo popular y la solemnidad, esta ciudad indómita celebró su aniversario 500, en una jornada que rindió singular homenaje a Fidel y Raúl, merecedores del Reconocimiento Especial por la Heroicidad y el Ejemplo, otorgado por única vez por la Asamblea Municipal de Santiago de Cuba.

Una palma real  y una ceiba, de los artistas Raúl Valladares y Alberto Lescay, fueron entregadas a José Ramón Machado Ventura para hacerlas llegar a Fidel y Raúl, respectivamente.

En la sesión solemne del Gobierno local, celebrada en el teatro Heredia en vísperas del aniversario 62 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, se dieron a conocer las resoluciones 304 y 305, que ponderan las trayectorias del Comandante en Jefe y del General de Ejército, ambos vinculados estrechamente a la urbe oriental.

Tales distinciones, junto a dos pequeñas esculturas (una palma real y una ceiba, de los artistas Raúl Valladares y Alberto Lescay), fueron entregadas al Segundo Secretario del Partido y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, para que las hiciera llegar a los dos hermanos de sangre e ideas, quienes han vivido momentos trascendentales de sus existencias en esta ciudad, incluyendo la gesta heroica del Moncada, en julio de 1953.

En la sesión solemne de la Asamblea —que contó con la presencia de varios miembros del Buró Político, Héroes de la República de Cuba, moncadistas, expedicionarios del Granma, del Primer Vicepresidente Miguel Díaz-Canel y los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés y Guillermo García—, el Historiador de La Habana, Eusebio Leal, se refirió a la trascendencia de esta porción de tierra para la historia nacional y señaló que, por encima de todo, no se puede olvidar que somos una patria grande y un pueblo que concretó el sueño de Martí, el de la unidad hermética de la nación.

Emocionado, el prestigioso historiador —que a menudo arrancó aplausos de los 2 500 presentes, entre los que también se encontraban 274 delegados a la Asamblea Municipal, los Cinco Héroes, Juan Miguel y Elián González— recordó que en la epopeya del Moncada participaron jóvenes de todas partes de Cuba y que ese hecho marcó el resurgir de una Revolución iniciada por los padres fundadores.

Leal también presentó el libro Raúl Castro, un hombre en Revolución, de Nikolai S. Leonov, obra que estará a la venta a la población a partir del día 28 en Santiago y en el resto de las provincias.

En la sesión, el presidente del Gobierno municipal, Raúl Fornés Valenciano, enumeró algunos de los mártires, heroínas, artistas, poetas, personalidades y hechos gloriosos de Santiago, única que ostenta el título de Ciudad Héroe.

Escudo e hijos ilustres

El Escudo de la Ciudad les fue entregado la víspera a los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y Guillermo García Frías; los generales de cuerpo de ejército Abelardo Colomé Ibarra y Álvaro López Miera; así como a Antonio Enrique Lussón Batlle, Ulises Rosales del Toro y José Ramón Fernández Álvarez.

En la ceremonia, efectuada en el salón protocolar de la Asamblea Municipal del Poder Popular y que fue presidida por el Segundo Secretario del Partido, José Ramón Machado Ventura, se reconoció el aporte al país de cada una de estas personalidades.

En ese mismo recinto se les otorgó la distinción de Hijo Ilustre a Esteban Lazo Hernández, José Ramón Balaguer Cabrera, Julio Camacho Aguilera y Misael Enamorado Dáger, quienes en distintos momentos estuvieron al frente de la provincia en el cargo de Primer Secretario del Partido.

Además, la Asamblea Municipal confirió el reconocimiento Aniversario 500, a moncadistas, expedicionarios del Granma y santiagueros de ejemplar trayectoria. Seguidamente fueron cancelados seis sellos postales y una hoja filatélica, todos vinculados a la historia de Santiago de Cuba.

Para dar hermoso sello popular y espiritual a las vísperas de este 26 de Julio, la pasada noche se declaró al carnaval de la ciudad como Patrimonio Cultural de la Nación. Ese carnaval en medio del cual la Generación del Centenario protagonizó los volcánicos acontecimientos del 26 de Julio.

Precisamente a las cinco de la mañana, en otra memorable coincidencia simbólica con la hora del ataque a la fortaleza militar en 1953, cuando ya esta edición esté en la calle, los santiagueros habrán demostrado, desde la explanada del Moncada, que siguen siendo fieles a su historia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.