Semillas para crecer - Cuba

Semillas para crecer

Proyecto de producción y conservación de simientes del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical Alejandro de Humboldt, con colaboración internacional, permite la obtención de semillas hortícolas de alta categoría genética para la agricultura urbana, suburbana y familiar

Autor:

René Tamayo León

La obtención de semillas hortícolas de alta categoría genética para la agricultura urbana, suburbana y familiar fue destacada por el Doctor Adolfo Rodríguez Nodals, jefe nacional de ese programa, al presidir el cierre de un proyecto de producción y conservación de simientes, desarrollado por el Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical Alejandro de Humboldt (Inifat), con colaboración internacional.

Como uno de los siete programas integrales del Ministerio de la Agricultura, el movimiento de la agricultura urbana y suburbana logró con el proyecto —una de las vertientes de la iniciativa Proagru, a cargo del Inifat y el Comité Internacional para el Desarrollo de los Pueblos (CISP), entre otras organizaciones de la Unión Europea— obtener en fincas de semillas y entre agricultores individuales mejores resultados económicos, tanto para los cosecheros como para los consumidores, al disponer de productos de mayor calidad.

El Doctor Rodríguez Nodals, también director general del Inifat, subrayó que el proyecto igualmente aportó a la estrategia de mantener en las localidades un stock de semillas de reserva para agilizar la respuesta ante eventos climáticos adversos, como inundaciones y ciclones, sobre todo con vegetales de ciclo corto.

El proyecto Producción y conservación de semillas en la agricultura urbana y suburbana como componente esencial de la soberanía alimentaria operó en fincas de semillas, consultorios tiendas del agricultor y con productores de seis municipios de Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey.

En la clausura del programa se recordó que el Inifat tiene como misión contribuir al desarrollo sostenible de la agricultura, con énfasis en los sistemas urbanos de producción y en la gestión de los recursos filogenéticos, para lo que cuenta con el mayor banco de fitogermoplasma de la nación.

Los participantes señalaron que la organización europea CISP trabaja en Cuba desde 1989, en áreas de la agricultura urbana y suburbana y de la cultura, entre otras. A propósito se destacó el también concluido proyecto Arteco, desarrollado con actores culturales junto al Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (Cieric), asociado a la Uneac.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.