Con un simple zíper

A partir de ahora, cuando este accesorio se te averíe, podrás convertirlo en una rosa, un corazón, un tierno gatito, una prenda sui géneris o todo cuanto tu imaginación logre crear

Autor:

Isairis Sosa Hernández

Si un par de ediciones atrás te comenté que «Nuestra amiga la mezclilla» había roto los termómetros de visita y comentarios de Así de fácil, hoy debo decirte que tras la euforia provocada por los «Zapatos en orden» del miércoles pasado, la sección ha superado nuevamente sus propios récords, y esta vez con una interactiva y animada participación de los cibernautas.

Con el entusiasmo que dejan estos días moviditos, otra vez brota ante tus ojos este espacio creativo, que desde hace casi un año fantasea con despertar en ti el ser creativo que llevas dentro.

Hoy te traigo una sugerencia que sospecho te llenará de asombro: a partir de ahora, un zíper averiado dejará de ser un accesorio inservible para convertirse en una rosa, un corazón, un tierno gatito, una prenda suigéneris o todo cuanto tu imaginación logre hacer de él.

Si se te rompen, ya ves que puedes darles una segunda vida, pero si están sanos y hasta ahora no los has utilizado, igualmente puedes sacarle un mejor provecho que tenerlos guardados por tiempo indefinido. Y puede que hasta te saquen de apuros al momento de hacer un obsequio especial.

Para unir las partes de los zíper puedes emplear lo mismo hilo que pegamento. Pero con respecto a los diseños en los que se corta casi todo el tejido del zíper para darle protagonismo solo a los dientesillos, te aconsejo pasar una fosforera o un fósforo por todo ese mínimo borde de tela que quede, ello impedirá que se deshilache y le ofrecerá durabilidad.

Así de fácil te propone ideas, la elección va por ti. Si te animas a concretar alguno de estos proyectos, no olvides involucrar a toda la familia, te aseguro que puede ser mucho más divertido. Te espero el próximo miércoles, el día más creativo y útil de la semana. ¡No me faltes!

(Imágenes tomadas de Pinterest)

Vea además:

Zapatos en orden

Linduras con cinta (II)

Linduras con cinta (I)

Nuestra amiga la mezclilla (II)

Nuestra amiga la mezclilla (I)

¿Te atreves a rediseñar tu ropa? (II)

¿Te atreves a rediseñar tu ropa? (I)

Tomar las ollas con estilo

¿Te acuerdas de las matrioskas?

Tejidos divertidos y útiles (II)

Tejidos divertidos y útiles (I)

Cojines, un detalle que no debes olvidar (II)

Cojines, un detalle que no debes olvidar (I)

Pompones multiusos

Fabrica juguetes en casa

Nuevos usos para tazas rotas o sin pareja

Maletas y máquinas de coser: de útiles a decorativas

Hazlo tú mismo

Más ideas para decorar con soga

Rústico, pero elegante

Crea tu librero

Piedra a piedra, una obra de arte (II)

Piedra a Piedra, una obra de arte (I)

Corbatas versátiles

Mesitas sui géneris para espacios pequeños

Cómo envolver regalos de forma creativa

Ideas para separar espacios en casa

Convierte objetos cotidianos en pequeños jardines

Hiloramas: el arte de tensar los hilos

Con pequeños trozos de madera

Simpáticos relojes para contar o «adornar» el tiempo

Minimundos verdes con macetas rotas

Estantería minimalista

Dibuja con botones

¿Cómo colgar los cuadros en casa?

Ideas para decorar con soga (II): Lámparas «maravillosas»

Ideas para decorar con soga (I): Marcos para espejos

Lluvia de crayolas

No descartes tus cubiertos viejos

Reutiliza los corchos de botella

Muebles con botellas de plástico

La idea que puede cambiar tu día

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.