El desafío de una pregunta

Esta generación resulta clave para construir la Cuba que soñamos, esa sociedad mejor y cada vez más justa y solidaria, y un socialismo próspero y sustentable, expresó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a los asistentes al Consejo Nacional de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media

Autor:

Yuniel Labacena Romero

¿Han pensado alguna vez en la gran responsabilidad que tienen ustedes, al ser la primera generación de cubanos que tendrá que asumir el desarrollo de nuestra sociedad después de la que lideró el triunfo de la Revolución? Fue esa una de las interrogantes que guio el diálogo de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, con los asistentes al Consejo Nacional de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), que concluyó este viernes en la capital.

Durante el encuentro, que estuvo dedicado a la participación de los educandos en la política económica y social de la Revolución, Díaz-Canel señaló que esa realidad la veíamos lejos, pero ya llegó. Salvar, perpetuar, desarrollar y perfeccionar la Revolución es una tarea que tienen que hacer en condiciones muy difíciles, y con ello asumir todos los procesos económicos, ideológicos y sociales que va a vivir el país, pues esta generación resulta clave para construir la Cuba que soñamos, esa sociedad mejor y cada vez más justa y solidaria, y un socialismo próspero y sustentable, expresó.

El dirigente llamó a los jóvenes a no claudicar jamás, porque ello significa perder todo lo conquistado durante estos años y, en especial nuestra Revolución. Al referirse a por qué no podemos renunciar a esos propósitos, mencionó que estamos en un momento en que el imperialismo impone una plataforma de restauración capitalista y neoliberal con énfasis para Cuba, y el desarrollo de una estrategia de subversión político-ideológica muy fuerte.

«¿Cómo hacemos para no claudicar y convertir la convicción en acciones? Tenemos que seguir construyendo una relación de trabajo muy coordinada de la FEEM con el sistema educacional, que es representar los intereses de sus miembros», dijo el Primer Vicepresidente cubano, quien añadió que esa integración debe convertirse en participación, en la que la escuela no actúe solo por el desempeño de sus profesores y clases, sino que ocurra una construcción entre profesores y estudiantes.

Para lograr eso, apuntó, deben hacerlo desde su principal responsabilidad: el estudio consciente, pues a través de él llega la preparación integral, el conocimiento, la cultura, los valores, la historia, los principios, las esencias, las razones verdaderas, y ello tiene que apoyarse con la disciplina, que no es ser muchachos estáticos, que no manifiesten sus rebeldías, inquietudes y motivos, sino que trabajen en colectivo, que dialoguen y propongan a la escuela las cosas que quieren hacer y tomen acuerdos en ese camino.

Fomentar la discusión franca

Durante los debates, varios dirigentes estudiantiles coincidieron en que cercana a cumplir sus 45 años de fundada, la FEEM tiene nuevos retos en función del estudiantado, sobre todo en lograr ser más activa, dinámica y comprometida con quienes representa y con el país. Reiteraron su disposición de participar en los distintos procesos de cambio que vive nuestro país, propiciando espacios que contribuyan a su formación como revolucionarios.

Temas como la necesidad de fortalecer las asambleas del grupo, la lucha contra el fraude académico y las indisciplinas sociales, el ingreso de los estudiantes a carreras pedagógicas, así como fomentar la discusión franca y tener líderes estudiantiles capaces de llevar a cabo una labor ideológica efectiva, se reiteraron en el debate.

Varios estudiantes agradecieron el apoyo que han recibido de los principales ministerios formadores para resolver los planteamientos realizados en sus asambleas. En tal sentido vale recordar, por ejemplo, que en cinco años el Ministerio de Educación ha invertido alrededor de 25 millones de dólares en garantizar laboratorios para las escuelas, y próximamente se instalarán laboratorios de Inglés, que costaron 18 000 dólares.

Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, llamó a los estudiantes a lograr un verdadero protagonismo de la organización en los centros, desde un funcionamiento real de la organización, que no puede estar alejado de las realidades de sus miembros y las necesidades y el apoyo que hoy el país requiere de ellos en todos los escenarios.

Durante su Consejo Nacional, los 121 miembros del máximo órgano de dirección de la FEEM entre congresos eligieron el nuevo Secretariado Nacional. Suzanne Santiesteban Pozo fue elegida como presidenta de la FEEM. Se reconoció el trabajo de José Ángel Fernández Castañeda, el presidente saliente, quien concluyó sus estudios en la Enseñanza Media Superior.

Acompañaron a los estudiantes en esta jornada final Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación; y Jorge González Pérez, rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, así como viceministros, altos funcionarios del Inder y otros invitados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.