¡Orgullosamente maestro!

Autor:

Juventud Rebelde

«Me alegro profundamente de ser hijo de la escuela de la Universidad cubana, de la educación cubana (…) Tenemos la fortuna de tener una pedagogía asentada en una tradición tan fuerte, que se ha afirmado con razón que los depositarios del sentimiento nacional fueron los maestros. Los que formaron; los que completaron la obra de la familia; los que le dieron a los niños esa voz, ese libro (…) No queremos alumnos, queremos discípulos. Y para hacerlos, como decía Luz, el maestro ha de ser un evangelio vivo (…) Agradezco profundamente a esa Casa de Altos Estudios y profundamente a Santiago de Cuba, hoy todos somos hijos de aquella gran ciudad». (Dr. Eusebio Leal Spengler, Premio Nacional de Patrimonio Cultural y Maestro de Juventudes)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.