Es otra la Primera en el tiempo

Acabada de cumplir 506 años, y luego de costosas y urgentes tareas de recuperación que en apenas diez meses se desarrollaron en la ciudad tras el paso del huracán Matthew, Baracoa vuelve a destacar por su hermosura y funcionalidad

Autor:

Haydee León Moya

Guantánamo.—Por los mismos rincones y las mismas calles de esta urbe, por donde la gente anduvo cabizbaja, entre las ruinas tras el golpazo de Matthew, en octubre último, hoy camina y encuentra todo, o casi todo, redivivo y funcional.

Cuando la sacudida aquella de un huracán de fuerza descomunal, la primera de nuestras villas y ciudades vestía para sus gentes las galas que dejó un esfuerzo constructivo especial a propósito de los 505 años de su fundación como villa (15 de agosto de 1511) por el Adelantado Diego Velázquez.

Pero hoy, acabadita de cumplir 506, nada es comparable en la Villa. Ni en hermosura, ni en funcionalidad, y mucho menos en la integralidad de las costosísimas y urgentes tareas de la recuperación que en apenas diez meses han revivido, a esa ciudad paraíso, también nombrada Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, sede del primer obispado que tuvo esta Isla.

Las noticias que llegan desde allá destacan la inauguración ayer en Bohorque, casi a la entrada de la urbe, de una comunidad con edificios multifamiliares que benefician a damnificados por el huracán. Tres edificios que se levantan con la tecnología Forsa, en Paso de Cuba, están casi listos para ser habitados, en algunos casos por personas que perdieron sus casas al paso de Matthew. Entre lo nuevo cuentan también varias sedes de entidades e instituciones del municipio, bodegas, una cafetería y un punto de venta de la corporación Cimex. Y reabrieron bodegas, casas de cultura, el afamado restaurante 1511, con modernos equipos de cocción, mobiliario y climatización, entre otras obras que como las más de cien escuelas que fueron prácticamente destruidas por el meteoro, las cuales ya están funcionando casi en su totalidad en mejores condiciones.

La ampliación del aeropuerto local, la construcción de la carretera conocida como desvío de La Boruga, que une a Baracoa con Maisí que permitirá el incremento de la circulación de transporte de carga y de pasajeros hacia y desde este último municipio, igualmente avanzaron al calor de un amplio programa para celebrar por todo lo alto con la vitalidad recobrada, el cumpleaños de la primera capital cubana, aún inmersa en la recuperación total de toda su infraestructura económica y social.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.