Intercambia Díaz-Canel sobre temas de interés común con senador estadounidense

Este encuentro fue precedido, en horas del mediodía del miércoles, por la reunión sostenida por Robert Corker, senador republicano por el estado de Tennessee, con el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, con similares intereses en la conversación

Autor:

Juana Carrasco Martín

Robert Corker, senador republicano por el estado de Tennessee y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, quien se encuentra en su segunda visita a Cuba, fue recibido en la tarde del jueves por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, un encuentro en el que intercambiaron sobre el estado de las relaciones bilaterales entre ambos países y de otros temas de interés común.

Este encuentro fue precedido, en horas del mediodía del miércoles, por la reunión sostenida por Corker con el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, con similares intereses en la conversación, en la que el visitante también estuvo acompañado por la encargada de negocios de Estados Unidos en Cuba, señora Mara Tekach y dos de sus asistentes legislativos. Por la parte cubana estuvo presente el director general de Estados Unidos de la Cancillería, Carlos Fernández de Cossío.

Corker, el 16 de junio de 2017 emitió una declaración cuando el presidente Donald Trump anunció el cambio de la política hacia Cuba, en la que precisó sus impresiones de su primer viaje a la Isla: «Salí con un respeto y una admiración aún mayores por el pueblo de Cuba, que vive en un país con un tremendo potencial», y al mismo tiempo consideró que esperaba «ver las regulaciones reales que implementarían el enfoque» de la administración estadounidense.

El 7 de enero de 2015, a pocos días de que los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron la decisión de iniciar un proceso de negociaciones para restablecer sus relaciones diplomáticas, Corker dijo que el embargo (bloqueo) a Cuba no había dado los  resultados que esperaban y en general el senador republicano, que se estrenaba entonces como presidente del Comité de Relaciones Exteriores, concordó con el presidente Barack Obama en que las sanciones económicas y diplomáticas que aislaban al Gobierno cubano no habían llevado a lo deseado por Estados Unidos, aunque no planteó explícitamente si el bloqueo iniciado a comienzos de la década de los años 60 debería relajarse o levantarse; sin embargo no se unió a los legisladores republicanos que plantearon bloquear las finanzas para una Embajada estadounidense en La Habana y la designación de cualquier embajador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.