El terrorismo es la enfermedad final del capitalismo

Presentó su libro Ecce comu, publicado por la editorial Ciencias Sociales, como parte de las actividades de la XVI Feria Internacional del Libro. La Feria también existe... fuera de La Cabaña Dos argentinos que admiran

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

 Foto: Roberto Suárez «La mitología progresista-emancipadora europea sigue estando ligada a la tradición cubana, a la Revolución», expresó el filósofo italiano Gianni Vattimo, al dialogar ayer con los lectores en el habitual Encuentro con..., espacio conducido por la periodista Magda Resik que se desarrolla como parte de las actividades de la XVI Feria Internacional del Libro.

El intelectual, que presentó su libro Ecce comu, publicado por la editorial Ciencias Sociales, dijo sentirse conmovido «cuando en abril, el Comandante me recibió a lo largo de tres horas». Por eso habló de Cuba y de sus logros sociales y del impacto mundial de la solidaridad de la Isla.

«Sé que hay imperfecciones en los sistemas políticos, pero una participación popular como la que se observa en Cuba y Venezuela, resulta más intensa que lo que pasa con la democracia italiana»

El destacado catedrático de Filosofía Teorética en Turín, afirmó que el imperialismo es una monarquía senil del capitalismo y «el terrorismo es como una enfermedad final del capitalismo. Para mantener una disciplina en este planeta, tan controlado en tecnología y exigente humanamente, solo puede lograrse con el terror convertido en temor.

El autor de El fin de la modernidad (1985) y El pensamiento débil (1988), expresó ante las interrogantes de los lectores cubanos, que actualmente es muy pesimista, «es por eso que me vuelvo a América Latina, y no solamente porque pienso que la región pueda aliarse con Europa. Mi continente está demasiado cansado. El verdadero proletariado mundial que puede cambiar, es el del Tercer Mundo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.