Concierto Paz Sin Fronteras hace historia en Cuba

Más de un millón ciento cincuenta mil cubanos, en una cifra sin precedentes para un espectáculo de este tipo, acompañaron este domingo durante más de cuatro horas a Juanes y a sus invitados en el concierto del proyecto Paz Sin Fronteras, en la Plaza de la Revolución, en La Habana

Autores:

Juventud Rebelde
Equipo de periodistas

Sobre el escenario de la Plaza de la Revolución y ante más de un millón ciento cincuenta mil cubanos, en una cifra histórica sin precedentes para un espectáculo de este tipo, Juanes y sus invitados clausuraron el histórico concierto en La Habana del proyecto Paz Sin Fronteras.

«¡Que no haya más fronteras en el mundo, que se comiencen a romper las barreras que nos separan!», pidió la boricua Olga Tañón entre lágrimas al agradecer a todos los asistentes su presencia al finalizar lo que ya está considerado como el concierto más grande que se haya hecho en Cuba.

«¡Paz para todos!», pidió Juanes, quien agradeció a todos los artistas personalmente por su participación en el grandioso espectáculo, que fue seguido en vivo por millones de personas en Cuba a través de la televisión nacional, y también en el resto del mundo, ya que se televisó para Europa, varios países de América Latina y Estados Unidos.

Los artistas asistentes: Juanes, Olga Tañón, Danny Rivera, Miguel Bosé, Víctor Manuel, Luis Eduardo Aute, Juan Fernando Velasco, Jovanotti, Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, Orishas, Carlos Varela, X Alfonso, Yerba Buena y Los Van Van terminaron emocionados cantando en un coro gigantesco por la paz, en el segundo Concierto Paz Sin Fronteras.

¡Duélale a quien le duela ya se hizo el concierto por la Paz!, exclamó Juan Formell, director de la popular orquesta Los Van Van, al llamar al escenario para cerrar el concierto a todos los artistas del proyecto.

El espectáculo artístico, que rebasó las cinco horas, se ha convertido desde ya en un suceso histórico sin precedentes, tanto por la magnitud de personas asistentes, como por la repercusión internacional.

Cientos de periodistas de disímiles países transmitieron a través de televisoras, radios o medios digitales las incidencias del evento, que también pudo ser seguido en vivo a través del sitio de Juventud Rebelde y sus espacios en redes sociales como Facebook, Twitter y MySpace.

A pesar del sol y las altas temperaturas, el público, vistiendo en su mayoría prendas blancas, se concentró desde bien temprano en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, colmada en su totalidad.

Artistas como Olga Tañón, Orishas, X Alfonso, Víctor Manuel, Juan Fernando Velasco, Amaury Pérez, Danny Rivera, Silvio Rodríguez, Miguel Bosé, Cucu Diamantes, Yerba Buena o el italiano Jovanotti calificaron el concierto de histórico, y el español Luis Eduardo Aute aseguró que «habrá un antes y un después».

«Vinimos a Cuba por amor y lo hicimos sin miedo para estar aquí con ustedes esta tarde, y queremos que todos los jóvenes de la región pensemos sin miedo y lleguemos a entender lo importante que es cambiar el odio por amor», dijo Juanes al cantar su tema Es tiempo de cambiar.

«Lo importante es el amor, lo importante es la paz, a pesar de que pensemos diferentes; ese es nuestro único mensaje», aseguró Juanes al cantar junto al español Miguel Bosé, otro de los pilares de Paz Sin Fronteras.

«No importa cómo pensemos, no importa qué religión tengamos… al final, muchachos, todos somos iguales», aseguró Juanes al hablar ante el público mayoritariamente joven que colmó la Plaza de la Revolución, en La Habana.

La música tras la escena

Luego de cada actuación de los artistas, Juventud Rebelde obtuvo sus impresiones. El concierto Paz sin Fronteras no solo estremeció a las multitudes de personas que asistieron a la Plaza de la Revolución José Martí, sino a los músicos. A ellos los sacudió esa emoción de compartir el canto y la alegría, el celebrar con melodías la hermandad entre todos los seres humanos.

Juan Formell escribirá una crónica sobre la presentación de este domingo. Así lo ha dicho: «Voy a hacerla para que la gente sepa qué cosa es Cuba y tiene que salirme».

A Juanes lo ocurrido este 20 de septiembre lo ha hecho «otra persona. Después de este concierto todo ha cambiado». Para el español Luis Eduardo Aute se trató de una «experiencia muy especial». Mientras, Roldán González, de Orishas, señaló que esta presentación constituye «el evento musical más grande de las que he participado».

Es que quedó demostrado que la música, como dijo Juan Fernando Velasco, puede unirnos y atravesar las fronteras que pone el hombre y hacer cosas tan lindas como este concierto de todos por la paz.

Indiscutiblemente, los artistas tienen «el corazón lleno de cosas hermosas», subrayó Amaury Pérez. Ha sido, según Jovanotti, un día histórico, «un evento así, como este, es necesario para nutrir, para alimentar nuestra esperanza».

En las palabras de Olga Tañón este día superó «todas las expectativas de mi vida. Gracias al pueblo cubano por ello». Su coterráneo, Danny Rivera, se inspiró y sus declaraciones constituyeron versos: «Este concierto es la semilla que crece en el suelo, los portentos del ser humano se convierten en lluvia, en agua , en viento para que germine el nuevo sueño del ser humano».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.