Réquiem por Benny Moré

El próximo 24 de agosto el hijo de Santa Isabel de las Lajas cumpliría 91 años

Autor:

Juventud Rebelde

No recuerdo exactamente cómo ni cuándo llegaron a mí los primeros acordes de tu empírica majestuosidad musical. Pero, aún balbuceante, tararear palabras siquiera conocidas era un impulso gestado por la indeleble cubanía que emanabas: ...Santa Isabel de las Lajas querida...

Entonces conocí la historia del Alí Bar, tan extraño como familiar, poseedor de un magnetismo en ocasiones esotérico por el mágico sello de tu talento para desbordar lo cubano, y cómo lo convertiste en uno de los más prestigiosos de la Isla. Entonces te sentí más cerca de esa Cuba que cada día orquestas... Castellano, qué bueno baila usted...

Contigo cada uno de nosotros —los que te conocieron y quienes te hemos heredado— aprendimos a ser devotos a nuestra música, a Cuba. Solo tu nombre movía, y mueve, corazones, vidas y esperanzas a lo largo y ancho de la Isla... Cienfuegos es la ciudad, que más me gusta a mí...

Cuántas almas regresan a cada momento para ver con melancolía el talento fluir en los escenarios y emisoras radiales de mediados de siglo. Cuántos, al escucharte, lamentamos no haber podido disfrutarte en vivo, hacer coincidir en una sola persona, en un solo escenario, miles de recuerdos, sonidos, dudas, expectativas, mitos e imágenes preciadas, pero borrosas... Oh, vida...

Enarbolaste, con excelsa criollez, una música tan cubana, que llegó a ser internacional. Y América Latina toda coreó la virtud, esa de la que cada uno de los cubanos nos enorgullecemos... Alma, alma mía...

Estoicamente el talento resiste el embate de las tendencias, las edades, y surca esta juventud con grandeza e historia como proa de nuestro acervo musical; ese que te tiene entre sus principales referencias, porque decir Benny es decir Cuba, campo, noche, familia, perdón, gloria.

Cada uno tiene su papel terrenal. Cumplirlo, ser recordado, dejar huellas imborrables en todos, solo lo logran los grandes.

Benny, más que grande, fuiste, y eres partícipe de la creación de un sentimiento magnánimo para cada uno de nosotros: la cubanía. Agradecerte sería dar por terminada tu labor..., y mientras haya Cuba, hay Benny, y viceversa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.