Éxito en Cuba de cinta iraní Una separación, Oscar 2012

Olviden todo lo que han escuchado sobre mi película y sus numerosos premios, y sientan que han venido a ver un filme que no conocen, sugirió el director iraní Asghar Farhadi en el acto que dejó abierta la Semana de Cine Iraní en La habana. La sala se mantuvo llena hasta el final

Autor:

Juventud Rebelde

El éxito de la premier en Cuba, a cine lleno, de la laureada cinta iraní Una Separación, confirmó que la vida cotidiana de una familia persa constituye un tema universal válido para otras culturas, destaca PL.

Muchas interrogantes, pero sobre todo reflexiones sobre la manera de actuar de los seres humanos, le dejó el filme al público cubano tal y como Asghar Farhadi, su director, sugirió al presentar aquí la Mejor Película Extranjera de la reciente edición de los Premios Oscar, proyectada en la capitalina sala Charles Chaplin.

Olviden todo lo que han escuchado sobre mi película y sus numerosos premios, y sientan que han venido a ver un filme que no conocen. Espero, además, que encuentren más preguntas y respuestas cuando regresen a casa, sugirió Farhadi en el acto que dejó abierta la Semana de Cine Iraní, en la capital cubana.

A sala llena hasta el final, tal vez la más repleta donde se ha proyectado hasta la fecha esta cinta ganadora de un Oscar 2012 como hiciera observar el multipremiado cineasta, la historia del matrimonio Simin (Leila Hatami) y Nader (Peyman Moadi) recuerda el valor de la familia.

La trama, con un impecable guión, transcurre a partir del conflicto creado por la situación económica, el amor, la verdad y la mentira, la religiosidad, el papel de la mujer, pero todo ello expresado en códigos universales.

Y como eje central, Termeh (Sarina Farhadi), la hija adolescente del matrimonio muestra a los espectadores el símbolo de la pureza, la inocencia, el futuro, la mirada crítica y la necesidad de mantener la unidad de la familia por encima de las contradicciones y los problemas de los adultos.

Comentarios de espectadores al concluir la presentación versaron sobre la carga dramática del largometraje, desgarradora por momentos, que arrancó lágrimas a algunos, mientras otros confesaron que esa problemática, al parecer distante, está presente hoy en cualquier hogar cubano o de otro país.

El elenco protagónico incluye además a Sareh Bayat, en su papel de Razieh y Shahab Hosseini, que encarna a Hodjat, el matrimonio pobre que se enfrenta en el conflicto a Simin y Nader.

El estreno mundial se realizó en Teherán el 9 de febrero de 2011 en el Festival Internacional de Cine de Fajr, donde obtuvo, entre otros, los premios al Mejor director, guión, actor y actriz secundaria, además del de la audiencia a la Mejor película.

Farhadi (1972) estudió en el Instituto del Cine Joven de su país y posteriormente se licenció en realización en la Universidad de Teherán; en 2003 estrenó su primer largometraje Bailar con el polvo, al que le siguieron La bella ciudad (2004), Fiesta de Fuego (2006), A propósito de Elly (2009) y Una separación (2011).

Previo a la presentación de la cinta, se inauguró en la antesala del Chaplin habanero una exposición de caligrafías y pinturas del artista iraní Hassan Makaremi, a cuya obra Farhadi invitó a apreciar porque expresa la música y armonía que nos acompaña en la vida, dijo.

El laureado director iraní regresa este martes a su país, después de realizar la primera visita internacional posterior a la obtención del Oscar, para cumplir así su sueño de conocer a Cuba y su cultura, expresó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.