A la Uneac le toca restañar el tejido espiritual de la nación

A que existan instituciones culturales que canalicen y apoyen la creación, y sean realmente flexibles y operativas, instó Miguel Barnet, presidente de la organización en su informe que presentó al plenario este viernes

Autor:

Jaisiy Isquierdo

La Uneac debe promover la cultura, y con ello contribuir a restañar el tejido espiritual de la nación. Así lo enfatizó Miguel Barnet, presidente de esa organización, en la jornada inaugural del VIII Congreso, que se celebra desde este viernes en el Palacio de las Convenciones.

Por eso, expresó Barnet, la Uneac se adhiere al combate contra los vicios que laceran la política cultural revolucionaria, y puso como ejemplo los criterios economicistas que obstruyen el desarrollo fluido y orgánico de la creación.

«La filosofía que ha defendido la comisión Arte, Mercado e Industrias Culturales es que si estamos obligados a cambiar los modelos de producción cultural vigentes, por su obsolescencia y por las circunstancias económicas del país, debe hacerse a partir de propuestas, elaboradas en diálogo y consenso entre las instituciones y los creadores», apuntó.

Sobre los vínculos cada vez más estrechos que ha mantenido la Uneac con las diferentes organizaciones del Estado, sociales y de masas, señaló que recientemente se ha reanudado el diálogo con el Ministerio de Turismo a fin de «presentar en sus instalaciones lo más auténtico de la cultura cubana».

De igual manera se ha trabajado, afirmó, en colaboración con las instituciones del Ministerio de Cultura y con el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Reveló que en las discusiones en las plenarias previas al Congreso en las Asociaciones y las filiales, se confirmó la importancia de defender instituciones culturales que canalicen y apoyen la creación, y la urgencia de que estas renueven sus estructuras y mecanismos, que «las haga realmente flexibles, operativas y ajustadas tanto a los requerimientos promocionales de la obra de escritores y artistas, como a los nuevos escenarios económicos que se perfilan en la nación», afirmó.

El también antropólogo enfatizó la necesidad imprescindible de perfeccionar la política de cuadros en el sector cultural, de modo que estos no solo se identifiquen con la naturaleza de la creación, sino que logren con efectividad establecer una verdadera relación con los escritores y artistas.

Por otro lado, destacó cómo se aprecia a escala nacional una mayor contribución de nuestras asociaciones y filiales a la vida cultural. Ejemplo de ello son los numerosos premios recibidos por Ediciones Unión dentro y fuera de Cuba, los Premios de la Crítica a títulos de autores cubanos, junto a la exhibición de lo mejor de las artes plásticas cubanas en los espacios de sus galerías, y la promoción de valiosos músicos, artistas escénicos, de la radio y los medios audiovisuales.

A este esfuerzo por visibilizar a prominentes figuras se ha unido, apuntó, el Centro de Documentales Octavio Cortázar con sus producciones que ya forman parte del archivo audiovisual de la Uneac.

Describió el modo como la organización también se ha sumado los días 5 de cada mes al apoyado la campaña de liberación de nuestros Héroes antiterroristas.

Barnet explicó que en el tiempo que ha transcurrido desde el VII Congreso se fortalecieron, además, los nexos con la Asociación Hermanos Saíz. «Jóvenes creadores de prestigio se han incorporado a nuestra membresía y de conjunto hemos facilitado  espacios para la promoción y el debate entre artistas e intelectuales de varias generaciones».

A su vez recalcó que la organización comenzó a aplicar una política de exigencia, que se deberá reforzar para que represente, efectivamente, lo más avanzado del movimiento intelectual del país y pueda definirse como una vanguardia.

Aunque reconoció el trabajo de los trabajadores por cuenta propia afirmó que los artistas no pertenecen a ese sector de la sociedad. «La diferencia radica en la propia naturaleza de la creación artística y literaria, al generar esta, valores patrimoniales y espirituales», explicó.

Por esto enfatizó en la necesidad de que junto al Ministerio de Cultura y los medios masivos de comunicación, se concilien políticas para colocar las contribuciones sustanciales de la cultura en el lugar que les corresponden, un tema que centrará el debate en la comisión Cultura y medios, en la tarde de este viernes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.