La majestuosidad de Rent - Cultura

La majestuosidad de Rent

El gran musical de Broadway concebido por Jonathan Larson se estrena este miércoles 24 (por invitación) y estará en la cartelera de la sala Tito Junco del Bertolt Brecht hasta marzo de 2015

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

«Ahora mismo, y creo que por mucho tiempo, Rent lo es todo para mí». Lo asegura Laura González, la joven pianista concertista de la Sala Dolores, la integrante de 24 años de bandas de rock en su Santiago natal, la profesora del Conservatorio Esteban Salas donde se graduó, y Juventud Rebelde enseguida comprende que lo que dice es la pura verdad.

No importa que el gran musical de Broadway concebido por Jonathan Larson ya se estrene este miércoles 24 (por invitación) y que esté en la cartelera de la sala Tito Junco del Bertolt Brecht hasta marzo de 2015. El caso es que Laura sueña con Rent. «La obra me lo exige de ese modo», afirma esta muchacha que compuso la música que José Ramón Hernández necesitaba para Aleja a tus hijos del alcohol y colaboró con Rogelio Orizondo en El mal gusto, pero «esto es muy distinto», insiste.

Porque se ha involucrado profundamente es que lo enfatiza. «La labor de los músicos resulta esencial. Hemos estado todo el tiempo en función del espectáculo: primero en el casting y en el montaje de las canciones. Luego hay que estar clarísima de cada detalle, pues a los pianistas conductores nos toca guiar la banda, dar la entrada a los instrumentos, tener en cuenta los pies de los actores... Superdifícil.

«Sin embargo, el resultado final será tan hermoso, lo sé. Nunca un musical me había llegado de ese modo, ni yo había estado en una obra tan majestuosa en cuanto a actuación y a música… Ha sido lo más grande. Fíjate que hasta mi abuela, mi esposo y amigos cantan las canciones».

Pero no únicamente la hija de la capital del Caribe anda fascinada con este show que se verá en Cuba gracias al interés de la Nederlander Worldwide Entertainment, que encontró la colaboración del Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE). También ha sucedido con Diana Rosa Suárez, directora musical de Rent en representación de la Isla, quien a sus 23 abriles ya puede vanagloriarse de que su quehacer se reconozca en  piezas de Mephisto Teatro como Cabaret y Escándalo en la Trapa, en la Inocencia dirigida por Irene Borges, o en el Galileo Galilei que montara Alejandra Fernández para Estudio Teatral Vivarta, aunque esta egresada de percusión en el Amadeo Roldán comenzó a ser solicitada con fuerza a partir de su unión con Raúl Martín en Teatro de la Luna.

«¿Qué pasó con Raulito? Que se propuso utilizar solo dos músicos en escena que realizaran la labor de una orquesta. Y aprendí a tocar flauta, para asumirla junto a la percusión y al piano. Con él iniciamos un camino distinto en el empleo de la música dentro del teatro cubano, pero incluso esa experiencia no tiene nada que ver con Rent, donde existe una banda que toca de principio a fin, en un espectáculo en el que la música constituye el 90 por ciento.

«Ya esta es una obra con más de 15 años de prueba en los teatros y mundialmente conocida. Por tanto, no podía equivocarme. Pero, además, los actores dependían de mí. No pierdas de vista que de septiembre a noviembre estuvimos en el 9no. piso del Teatro Nacional, dirigidos por Reynier Rodríguez (Goldfish) y con la producción de Erich Cartaya.

«Los tres solitos con ese montón de actores. Te imaginarás lo que significó montarles 43 temas a los que sabían cantar, pero también a quienes jamás lo habían hecho; a los que podían memorizar, pero además a los que apenas retenían tres líneas en la cabeza... Pero poco a poco nos fuimos preparando hasta que arribó Manny».

Diana se refiere al argentino de nacimiento Manny Schvartzman, contratado por Nederlander Worldwide Entertainment para que se responsabilizara con la dirección musical, como mismo determinó que Andy Señor Jr. fuera el director artístico, Marcus James el coreógrafo, Tom Schilling el productor y Angela Wendt la encargada del vestuario.

Por supuesto que cuando por fin Manny ya se hallaba en la Isla, «todo fue cogiendo más cuerpo», apunta esta bella mujer, aunque Schvartzman no estará tranquilo hasta que Rent quede perfecto. «Reconozco que hemos empujado a músicos, actores, para alcanzar el nivel al que estamos acostumbrados en Broadway: lo mejor de lo mejor. Y aunque el talento es inmenso, ninguno antes había tenido una experiencia de este tipo.

«Mas estoy convencido de que conseguiremos nuestro objetivo: que el público disfrute al máximo. ¿Qué si ha sido fácil? En este tiempo también nos hemos dedicado a enseñarles a estos magníficos jóvenes que para conseguir lo que queremos se necesita mucha disciplina, compromiso, entrega. Espero que no lo olviden, que comprendan que la seriedad debe acompañar cada acto que enfrenten y que deben creer y honorar el trabajo que se hace».

Con lo antes expresado, Manny no persigue demeritar lo que se ha logrado. Por el contrario, aplaude la transformación que hoy se observa en sus muchachos, para quienes ha sido una tarea bien ardua. «Mis músicos han tenido días de 12, 13 horas de ensayo, y eso no es común para ellos, acostumbrados a realizar sus conciertos y listo.

«Igual han entendido que lo esencial es el colectivo, el trabajo en equipo: músicos, actores, escenografía, sonido, vestuario… Que todos somos una sola familia. Si algo falla entonces no estamos enteros, es como un pulpo que cuenta con muchos tentáculos, pero el centro es el show».

Del mismo modo para quienes encarnarán los personajes, Rent ha constituido como una especie de graduación. Lo repite una y otra vez Yoset Rafael Puentes, quien representa a Roger, uno de los protagonistas y es conocido por su destacado desempeño en las reposiciones de La visita de la vieja dama y Charenton, de Buendía, así como por su papel en Bent, inspirada en Los hombres de los triángulos rosas. Para este joven que terminó actuación en el ISA, en 2011, Rent significará un antes y un después en su carrera.

Por eso en la actualidad Yoset Rafael agradece haberse presentado al casting, «un proceso duro, de mucho nervio y estrés: prueba el personaje, prueba determinadas canciones, prueba y prueba más, pero aquí estoy. No obstante, como no soy cantante, sino actor, para mí fue agónico... Bueno, sigue siéndolo».

Admite Puentes que ha sido vocal el requerimiento fundamental que ha encontrado. «En el espectáculo interpreto más de la mitad de las canciones. Pero lo primordial es la cualidad, más que la cantidad, por la tesitura que necesita mi personaje, que incluso toca la guitarra en vivo, lo cual me pone más que tenso».

A Yoset —solo le falta ir para el Bertolt Brecht con su cama y su almohada—, le parece que «a la gente le encantará Rent. Aquí no hemos visto un musical de tanta envergadura, que pida tanta precisión, con tan buena música, con ese dinamismo en las escenas, más la historia que es preciosa, con sus personajes dispuestos a salvar el amor a pesar de la corta vida que les queda por vivir».

En ello coincide ciento por ciento la santaclareña Zammys Jiménez Denis (Maureen), quien desde los 16 años se desempeña como actriz y estrella de rock and roll. Fue su directora en Teatro Alánimo, Carmen Margolles, quien le informó del llamado para Rent, y ella se «aventuró». Mas cuando llegó a la capital enseguida se percató de lo serio de este proyecto, «de la disciplina que demandaba, de lo que representará en mi vida como artista. Y sí: estoy feliz por mi decisión.

«Disfruto extraordinariamente mi Maureen, una muchacha irreverente, muy libre y segura de sí misma, fuerte y luchadora; un personaje que tiene no pocos puntos de contacto conmigo. Me ha costado, pero es genial que las cosas salgan con esfuerzo, porque así uno le pone mayor empeño y el resultado puede ser mejor».

A Andy Señor Jr., quien lleva las riendas del show, no le caben dudas de que Rent «es un espectáculo muy profesional, de lo mejor de Broadway», sin embargo, está convencido de que este es el principio, que de seguro habrá otros espectáculos, y no dice mucho más porque ahora solo piensa en el estreno de este 24 de diciembre. «El público dirá la última palabra. No sé cómo lo recibirá, y claro, estoy ansioso, aunque me sobra la fe».

Reynier Rodríguez, su homólogo cubano, se siente en deuda, por su parte, porque pensaron en él para poner en marcha esta «valiosísima experiencia con el equipo creativo de Broadway integrado por los especialistas de espectáculos que funcionan en Estados Unidos, Europa, América Latina... Ha sido increíble y esta vivencia nos servirá para llevar adelante nuevos proyectos de este corte. La gente ya anda loca detrás de las entradas, lo cual demuestra que está deseosa por ver teatro musical».

Desde «afuera», el documentalista Victor P. Alvarez no deja escapar ni un detalle. Ni siquiera la conversación de JR con los artífices de este esperado estreno. Graba con su potente cámara para que todo quede registrado para el futuro. Y es que se sabe testigo de un gran acontecimiento cultural. De ahí que aceptara de inmediato la invitación de Andy. «Perdóname por mi español, aunque mi padre haya nacido en Cuba no lo domino bien. También estoy aquí porque necesito reavivar mi cubanía.

«Fui editor de Cubamerican pero es una película que habla del pasado y a mí lo que me interesa es el futuro de Cuba. Quiero ayudar a mi pueblo; con los cubanos, quiero que nos unamos como una gran familia, y Rent ya empezó a arrojar un poco de luz en ese sentido».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.