TEDx y el futuro desde una Isla

Cuba será escenario por segunda vez de uno de los eventos más famosos del mundo. Ideas que vale la pena difundir convocan a un día de intercambio e iniciativas

Autor:

Susana Gómes Bugallo

«Es un día para la curiosidad y el escepticismo, para la apertura y el pensamiento crítico, para la inspiración y la acción», anuncia el spot que promociona los festivales TEDx. A Cuba llega esta vez con el sello Futurisla, luego de que el pasado año arrasara con el nombre Incubando, este evento que propone una conversación mundial sobre nuestro futuro compartido y que nace de TED (Tecnología, entretenimiento, diseño), organización sin fines de lucro dedicada a las ideas dignas de difundir.

El próximo 14 de noviembre la sala Avellaneda del Teatro Nacional pondrá el escenario desde las dos de la tarde y hasta las nueve de la noche para que los 17 conferencistas ofrezcan sus charlas de no más de diez minutos sobre sustentabilidad, música, artes plásticas, ciencias, emprendimiento y diversidad.

Lo que tienen en común quienes asisten a los eventos TED es que son personas futuristas, motivadas por el bien del planeta, por legar un mundo mejor a las nuevas generaciones y asumir la modernidad sin perder la esencia humanista.

Y esa es la incitación que ha convocado a personalidades como Bruce Duncan, quien llegará desde Estados Unidos para presentar a la robot Bina 48, resultado de una de las más prominentes investigaciones sobre inteligencia artificial, llevada a cabo por Martine Rothblatt.

Será la primera vez que un robot imparta una charla en TED, comentaron dos de los organizadores del evento en Cuba, la cantante Cucu Diamante y el productor musical venezolano Andrés Levin, quienes, junto al actor y director de cine Jorge Perugorría, y con el apoyo del Ministerio de Cultura han movido los hilos de un espectáculo que se ha propuesto crecer.

Integrarán la nómina del TEDx cubano dos proyectos con temas como el videogaming y las redes digitales en la Isla y el uso de las tecnologías en función del conocimiento.

El resto de las iniciativas son igual de atrayentes, explicaron Cucu y Andrés, aunque deben madurar en cuanto a su poder de comunicación, porque se trata de llegar al público presente y al que los disfrutará en la plataforma digital donde se «cuelgan» los videos.

Ese alcance mundial permite que desde cualquier latitud se conozca cuanto de interesante se hace en Cuba. Por eso serán conferencistas, entre otros, el investigador Manuel Raíces, uno de los desarrolladores del medicamento Heberprot-P; el científico, agricultor y emprendedor Fernando Funes, quien maneja un proyecto agroecológico sustentable en la provincia de Artemisa; el compositor y multiinstrumentista Alain Pérez; y el cirujano y oncólogo Gustavo Fleites. Repetirá como moderador Amaury Pérez.

Aunque el programa de este año anda un poco más cargado que el de 2014, el día se dividirá en tres tandas de cinco o seis intervenciones de alrededor de diez minutos. Habrá también performances como los que presentaron el pasado año repentistas como Luis Paz y Tomasita Quiala. La jornada cerrará con un concierto en el Salón Rosado de la Tropical, que reunirá a artistas de la talla de Alain Pérez, Nube Roja, Cucu Diamante y Osain del Monte, mientras la robot Bina48 fungirá de DJ.

Pero TEDx ya está andando en Cuba. Con la llegada por estos días de las personalidades foráneas, al evento se le insuflan ganas. La curadora española Chus Martínez, el artista brasileño Vik Muñiz y hasta Bina48 caminarán por las calles de este archipiélago en unas horas.

El evento puede contribuir a enseñar el valor de la creatividad, comentó Cucu en encuentro con la prensa. En tanto, Andrés Levin aseguró que gracias a TED han conocido a personas increíbles. «Tratamos que sus ideas se expandan o contagien a otros en el mundo. Ojalá en algún momento crezca tanto que llegue a tener plataformas amplias agrupadas según sus temas. Tendríamos entonces TED de artes plásticas, ciencia, música…».

De Kenia a Columbia, de Iraq a Corea, en barrios pobres, en las escuelas, en las cárceles, en los teatros. Todos los días la gente se reúne para escuchar las mejores ideas que emergen en sus comunidades en estos eventos que se han extendido a más de 130 países en las versiones TEDx (independientes), a partir del que se realiza desde hace unas tres décadas con sede principal en Estados Unidos.

Cuba se frota las manos con las ansias de aprovechar este espacio de creatividad y progreso. La entrada es libre. Como libres son las ideas de crear para el bien.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.