Tiempo de asombros

La decimosexta edición de la Temporada de Payasos Narices Rojas se desarrollará del 5 al 8 de este mes, en la ciudad de Matanzas

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

El payaso, esa figura tan especial del arte escénico, volverá a ser centro de atención, cuando del 5 al 8 próximos se desarrolle la decimosexta edición de la Temporada de Payasos Narices Rojas, en la ciudad de Matanzas.

En esta oportunidad, la cita se dedicará a valorar dos alternativas de la presencia del payaso en los escenarios: la de conjuntos artísticos profesionales, que dirigen su labor al teatro para niños, e incluyen en su dinámica y procesos de puestas en escena grupales trabajos donde está presente la imagen del payaso, y la de los dúos, tríos, cuartetos y el desempeño en solitario, según explica René Fernández Santana, presidente del comité organizador.

El dramaturgo y Premio Nacional de Teatro asegura en sus palabras —enviadas a nuestra redacción por el Centro Provincial de Artes Escénicas de la urbe yumurina—, que el certamen será un momento para dialogar en torno a estéticas, tendencias, maneras y formas para apreciar este arte en la búsqueda de la identidad de nuestra cultura del payaso.

Para divertir y reflexionar

Durante esas jornadas subirán a escena agrupaciones reconocidas en el panorama escénico nacional. Se podrá disfrutar de la labor de Teatro Tuyo, de Las Tunas. Señala Fernández Santana, una de las voces más autorizadas del teatro para niños en Cuba, que en los espectáculos de este conjunto «se establece un constante diálogo con lo popular y lo clásico, su dedicación y tenacidad en la expresión de un lenguaje de lo cómico en el payaso que se nos muestra en constante interacción con todos los elementos componentes de lo escénico», donde lo creíble en las máscaras del rostro de los actores, la naturaleza y la arquitectura de sus actuaciones, la dramaturgia, el ideario de temas y contenidos han moldeado un quehacer singular.

Del grupo que dirige Ernesto Parra se podrán apreciar las obras Los payasos burladores burlados (viernes 6, 10:00 a.m., Sala Papalote), Caras blancas (viernes 6, 5:00 p.m., y domingo 8, a las 11:00 a.m., en la Sala Papalote, y sábado 7, a las 4:00 p.m., en la Sala Pepe Camejo) y La fiesta de los payasos (sábado 7,11:00 a.m., Teatro Cárdenas).

De la más occidental de las provincias llegará el Grupo Titirivida, que ofrecerá un trabajo sin precedentes en el desempeño del conjunto. «Ellos han realizado otras representaciones con payasos, pero este es su primer montaje donde se involucran más integrantes del grupo, con una pensada dramaturgia de la escena y los personajes, lo cual les ha aportado mucho a los integrantes en el rigor y exploración de sus herramientas expresivas. El espectáculo logra conmover y poner sobre el corazón el gran significado del amor», explica Fernández Santana, director del grupo Papalote.

Titirivida nos invita a descubrir asombros en Sueños de payasos, una puesta en escena de Luciano Beirán. La obra se presentará el viernes 6, a las 3:00 p.m., en el Centro Cultural Abraham Lincoln; el sábado 7, a las 10:00 a.m., en la Sala Papalote, y el domingo 8, a las 11:00 a.m., en el Teatro Cárdenas.

Para apreciar la labor de payasos en solitario participarán en el certamen Barrilete (integrante del grupo La Proa) y Pabilo, dos representantes de este difícil arte, quienes hacen uso de diversos recursos expresivos como canciones, bailes, pantomimas, títeres y juegos para concebir un espectáculo encaminado a mantener una intensa interacción con los espectadores.

El primero de ellos ha seleccionado la pieza Barrilete te divierte, protagonizada y dirigida por Ernesto Sariol, con dirección general de Erduyn Maza; mientras que Yurixander Osoria Peña, Pabilo, optó por el espectáculo de variedades Payasos!!!

La jornada inaugural de la Temporada de Payasos Narices Rojas tendrá como plato fuerte una función especial dedicada a los 20 años de la desaparición del titiritero, dramaturgo, poeta y narrador argentino Javier Villafañe, a cargo del grupo Teatro Papalote. Dirigido a un público adulto, y para participantes al evento, el espectáculo reunirá tres textos de Villafañe: El fantasma, El tío y la sobrina y Fausto.

René Fernández Santana alerta sobre aspectos que son indispensables para la calidad artística de la representación de los payasos. Para el destacado teatrista es medular el cuidado del lenguaje, para evitar mostrar contenidos de violencia, ofensivos y de pésimo gusto. Estos aspectos le pueden afectar la belleza, el amor, la sincera amistad, la educación y otros valores en su interpretación.

«Todo es posible —asegura— cuando el artista, y hablo del payaso porque lo es, tiene la capacidad de apropiarse de expresiones de allá y de aquí que superen y enriquezcan su lenguaje sensorial, visual, artístico y técnico, cultiva su mirada de largo alcance, su cultura e instrucción, la voz, el cuerpo y el amor a los sentimientos más humanos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.