Un extraño pueblo bajo el agua - Cultura

Un extraño pueblo bajo el agua

El escultor británico Jason de Carles Taylor se cansó de las ciudades y prefirió ir contracorriente: ha llevado las urbes y las poses cotidianas al mundo natural. Con decenas de estatuas de gente corriente que pueblan las aguas submarinas se estrena el primer museo subacuático de Europa, y JR te trae hoy las mágicas imágenes

Autor:

Juventud Rebelde

El arte tiene que sorprender y hacer despertar al hombre de su inercia cotidiana, ese es su papel. Eso es lo que siempre me viene a la mente cuando me topo con el buen arte urbano, cruzando cualquier esquina, en medio del letargo colectivo. No tengo duda de que la fuerza de lo inesperado y de lo que hace pensar del modo más impactante juega un papel imprescindible en el mundo de hoy, y en las calles y ciudades, especialmente.

Sin embargo, el escultor británico Jason de Carles Taylor se cansó de las ciudades y prefirió ir contracorriente: ha llevado las urbes y las poses cotidianas al mundo natural. Y hay que decirlo, de modo magistral.

Frente a la costa de la isla española de Lanzarote, a unos 12 metros de profundidad, la humanidad escultórica de este artista va a ayudar a numerosos ecosistemas marinos, en lugar de destruirlos, como suele ocurrir comúnmente.

Se espera que crustáceos, moluscos y todo tipo de especies que habitan en la zona interactúen con las obras y modifiquen sus figuras iniciales.

Las figuras humanas se hallan en poses de cotidianidad, como estos enamorados que se toman una selfie; mientras otras denuncian un mal social o representan profundos ejercicios de abstracción figurativa.

También bajo el agua se camina anonadado por el teléfono móvil :)

Quienes deseen apreciar esta maravilla del arte subacuático, la segunda en su tipo, tras un museo en Cancún que fue la primera obra submarina del artista, podrán hacerlo con un equipo de buceo para la ocasión.

Las obras se han construido con un cemento especial para resistir durante largo tiempo la corroción del agua marina.

El museo de Lanzarote se une a otros muchos museos submarinos que rodean las agua del planeta pero a diferencia de los que han sido creados naturalmente por naufragios y desastres naturales, este pertenece a un pequeño grupo de creaciones humanas.

Fotos: Blogs Cultura inquieta y Aquadea.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.