El relevo del judo cubano va bien

Las últimas actuaciones internacionales de las atletas Yaritza Abel, Yurisel Laborde, Sheila Espinosa y Onix Cortés dan crédito de este avance

Autor:

Ricardo Quiza

Yurisel Laborde, una de las titulares en Viena.

Cierto humorista dijo una vez «no se rían, que esto es serio» y tronaron las carcajadas. Pues bien, cuando hace dos años la entonces novel Yaritza Abel Rojas aseguró a los lectores de JR que aspiraba a seguir la senda de la eminente judoca Driulis González, en la división de los 63 kilogramos, hubo algunos escépticos que abrieron el «cajetín» de par en par.

Desde Austria nos llegó el sábado un halagador avance: la santiaguera se coronó en la Copa del Mundo tras derrotar en la final a la anfitriona Claudia Heill, subcampeona olímpica y titular europea, y ganar tres de sus cinco combates por la vía rápida del ippon.

Y podemos citar también el ejemplo de la juvenil cienfueguera Sheila Espinosa, ganadora de tres medallas de oro en la gira invernal que nuestro equipo femenino realiza por Europa (finalizará el próximo fin de semana en Alemania). Sheila obtuvo par de títulos en Bélgica (en la categoría sub-20 y entre adultos) y uno en París, Francia, todos en su nueva división de los 52 kilos.

Recuerdo que hubo especialistas que «sonrieron» ante la decisión de los entrenadores de sugerirle a Espinosa bajar paulatinamente de peso —competía en 57—, pero ahí está el resultado.

Y lo mismo puede decirse de la jovencita Onix Cortés (elegida la mejor atleta juvenil de Cuba en 2006), así como de Idalis Bocourt, vencedoras en una lid efectuada el domingo en la ciudad francesa de Laval, donde la primera fue además la más destacada entre todas las que subieron al tatami.

MEJOR QUE 27 PAÍSES

A Austria acudieron 170 deportistas de 28 países, pero las caribeñas se adueñaron del trofeo mayor con tres pergaminos dorados, unoa plateado y otro de bronce. Detrás se ubicaron Japón (1-2-3), Mongolia (1-0-1 y un quinto lugar), Brasil (1-0-1) y Estados Unidos (1-0-0 y un séptimo).

Además de Yaritza, subieron allí a la cima del podio Yurisel Laborde (78 kg) e Ibis Dueñas (+78 kg). La medalla de plata correspondió a Yanet Bermoy (48 kg), y la de bronce a Yalennis Castillo (70 kg).

Los principales compromisos de este año para el judo cubano son los Panamericanos y el Campeonato Mundial, ambos con sede en Brasil. Pero antes, se cruzarán en el camino con la Copa del Mundo de Belo Horizonte, también en el gigante sudamericano, y con los Juegos del ALBA, en Venezuela.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.